in

La historia de “Meche” al lado de Juan Gabriel

Fausto Lozano Lara en su visita al Diario para hablar de su libro “No soy Meche

Presentan el libro con la versión de la famosa amistad

La relación que tuvo con Juan Gabriel, cuando entonces solo era Adán Luna, marcó la vida de Mercedes Álvarez, la mujer que puso al ídolo de Juárez en un escenario en el popular bar “El Noa Noa”, quien narra en un libro la historia de su vida y lo que en realidad pasó para que se fracturara la relación, prácticamente de hermanos, que había entre ellos.

“No soy Meche, la de Juan Gabriel” es el título del libro que se presentó el 31 de mayo pasado en Ciudad Juárez, en el marco de la Feria del Libro de la Frontera, el cual escribió el yucateco Fausto Lozano Lara, quien realizó entrevistas con Meche Álvarez, aunado a la lectura de los diarios que la mujer escribió a lo largo de muchos años y la investigación que hizo sobre el tema.

Fausto Lozano cuenta que la idea del libro surgió por parte de inversionistas de Ciudad Juárez y El Paso, Texas, interesados en contar la vida de Meche y la relación que tuvo con Juan Gabriel, para dar a conocer los mitos y realidades en torno a esa amistad que se truncó con los años por causa de terceras personas que buscaron a toda costa separarlos.

Unos ocho meses llevó el trabajo de investigación y de redacción del texto en el que Fausto Lozano plasma la difícil vida que llevó Meche y como la marcó su relación con “el divo de Juárez”.

Tan es así, que el título del libro refiere a cómo ella pierda su identidad, pues cuando Juan Gabriel llega a la fama y se da conocer que ella lo ayudó a pisar por primera vez un escenario, se convierte en “Meche, la de Juan Gabriel”, y deja de ser de esta manera Meche Álvarez.

En el libro se revindica la identidad de esta mujer contando su propia historia, en la que por supuesto Juan Gabriel tiene un lugar muy especial en su vida.

El autor del texto adelanta que Meche sufrió de abuso sexual desde niña y esa circunstancia la llevó a convertirse en prostituta del “Noa Noa”, donde era una de las más cotizadas.

Siendo sexoservidora en el sitio es que conoce a Juan Gabriel, quien aún era menor de edad y por tanto no lo dejaban entrar al famoso centro nocturno.

Sin embargo, a ella le causa ternura y consigue que lo dejen cantar en el sitio.

Así nace una amistad fraternal que colapsa al paso de los años, por mentiras contadas por terceros.

“La pobreza los unió y la fama los separó”, dice el eslogan del libro, que sintetiza lo que pasó entre ellos.

Pero en medio hay muchas cosas que contar, y así lo hace Meche, bajo la visión del escritor, quien permite adentrarse en la vida de esta mujer para entenderla y comprender la relación tan fuerte que tenía con el intérprete de “Amor eterno”.

Para Fausto Lara el escribir este libro representó un reto, pues está acostumbrado a escribir ficción, y en este caso se tuvo que apegar totalmente a la realidad.

Sin embargo, destaca que fue una gran experiencia poder conocer a Meche Álvarez, leer los diarios en los que plasmó sus emociones a flor de piel y darse cuenta del ser humano que ella es.

Una de las razones de editar el libro es para apoyarla, pues a sus 70 años no cuenta con recursos suficientes para vivir.

El libro se vende en $350 en librerías Dante de la Península de Yucatán y también en Mercado Libre, disponible digital y físicamente.— Iris Ceballos Alvarado

 

Inesperada debacle melenuda