in ,

La música de los 80’s invade con la banda de Matute

Nacho Izeta durante la actuación anteanoche de Matute en Mérida

Viven el Planeta Retro

La “generación ochentera” es más grande de lo que uno se imagina. No sólo abarca a aquellas personas que rondan los cincuenta años de edad, sino que incluye personas que ya viven la tercera edad desde hace un par de años, e incluso millenials, adolescentes y niños.

Anteanoche Mérida fue testigo de lo anterior durante el concierto Planeta Retro con el que la banda mexicana Matute regresó por segunda vez este año a Mérida, con una promesa que cumplió: reventar el recinto y volver el ambiente una verdadera locura de música, luces y producción de primer nivel.

Con un Foro lleno hasta el tope, miles de gargantas no dejaron de cantar mientras los cuerpos bailaban y brincaban hasta olvidar cualquier achaque.

En punto de las nueve y media de la noche, Jorge D’Alessio, Tana Planter, Nacho Izeta, Paco “Oso” Morales, Irving Regalado y Pepe Sánchez aparecieron en un escenario que superó por mucho a las producciones anteriores de la banda, que con esta fue su décima actuación en Yucatán, desde que llegaran hace cinco años y se presentaran de forma gratuita en el Festival de la Ciudad, en la Plaza Grande ante diez mil personas.

Pantallas verticales de gran tamaño, que iban desde el techo del foro hasta el escenario, un sonido —que hizo ver la mala acústica del Foro GNP por momentos, ante la potencia de la música y voces de los integrantes, pero que fue minimizado por el profesionalismo de Matute y la energía de los más de cinco mil “ochenteros” presentes—, efectos visuales que incluyeron explosiones de fuego y papeles que caían como lluvia y un baterista que subía y bajaba con todo y su instrumento a manera de elevador, fueron el marco para que todos vivieran ese “Planeta Retro” con decenas de canciones en inglés y español que sonaron dos horas cuarenta y cinco minutos.

Planeta Retro es un concierto que hizo vibrar al público no sólo por la explosión visual y la entrega de los integrantes de la banda, sino porque los fieles ochenteros que no se pierden sus presentaciones tuvieron un nuevo festín que incluyó temas de esta década que no habían sido incluídos en las producciones anteriores, como los temas de Parchis (que cantaron caracterizados con los overoles de los colores de las fichas), Lucerito y Lorenzo Antonio, que se enlazaron al repertorio de rock en español e inglés y los ya esperados medleys de Rigo Tovar y Juan Gabriel.

El momento emotivo fue cuando únicamente apoyados por Pepe Sánchez y Jorge D’Alessio en los teclados, colocados al frente del escenario, los seis integrantes cantaron baladas “como si estuviésemos en la sala de sus casas” y que arrancó suspiros con “Eres tú” y “Maldita primavera”, entre otros temas.

Luego de dos intentos de despedida, la salida final llegó no sin antes agradecer al público su entrega de principio a fin vistiendo los seis músicos playeras negras con la leyenda “Gracias Mérida”, lo que terminó de enloquecer a los presentes que se quedaron con ganas de seguir viendo en el Planeta Retro, uno lleno de nostalgia, buenos recuerdos y música que enchina la piel.— Renata Marrufo Montañez

Síguenos en Google Noticias

Choque entre motocicletas deja un fallecido en Motul

Homilía IV de Adviento