in ,

Marina de Tavira: “Mérida me encanta”

Marina de Tavira, una de las cinco aspirantes al Óscar a mejor actriz de reparto, espera que la popularidad de “Roma” le permita finalmente presentar teatro en Yucatán.

A los deseos de éxito en la entrega de los premios Óscar, mañana domingo, Marina de Tavira responde con un agradecimiento y una aclaración:

“Como siempre digo, para mí todo lo que ha sucedido es ya haber ganado”.

 

Postulada por su trabajo en “Roma” en la categoría de mejor actriz de soporte junto a Amy Adams (“El vicepresidente: Más allá del poder”), Regina King (“Si la colonia hablara”) y Rachel Weisz y Emma Stone (ambas por “La favorita”), Marina dice que si algo espera que suceda a raíz de la popularidad de la película de Alfonso Cuarón es tener la oportunidad de traer a Yucatán alguna obra de teatro en la que participe.

Lo ha intentado anteriormente pero hasta ahora no lo ha conseguido. Y eso que “a mí Mérida me encanta”, confiesa la actriz a Diario de Yucatán en reciente charla por teléfono:

¿Crees que lo que está sucediendo con “Roma” va a tener un impacto en la manera de hacer cine en México?

Lo que puedo contestar es que esperaría que sí. “Roma” o cualquier cosa que ayude o incentive la producción cinematográfica en México será bienvenida. Creo que sobre todo hay un problema de exhibición. Hay una gran producción de películas maravillosas, basta ver las que están nominadas a los Arieles, a los premios Fénix, y que no tienen un espacio de exhibición. Esto también depende de la oferta y la demanda, de que el espectador realmente vaya a verlas. Estamos metidos en un ciclo repetitivo del que no podemos salir, pero tiene que ver también con cambiar lo que pedimos como espectador y ojalá “Roma” sirva para eso, porque es una película que el espectador ha querido ver y podemos pensar que quiere ver otras cosas de las que está acostumbrado.

¿El “fenómeno ‘Roma’” es repetible? ¿Es real esperar que algún otro cineasta que haga cine en México termine teniendo la misma proyección y respuesta en el país y fuera de él?

Toda experiencia artística es única e irrepetible, así como todas las experiencias de la vida. Nada será igual, pero seguramente otra cosa será maravillosa. Me viene a la mente cuando hace muchos años se estrenó “Como agua para chocolate”, fue un fenómeno en su momento. Podemos citar distintos. “Roma” llega en un momento en que hay redes sociales, también es distinta por eso. Cada experiencia artística tiene características que la hacen única.

¿Te decepciona estar postulada al Óscar como actriz secundaria y no como principal?

¡Ah, no, de ninguna manera! Para empezar, porque Sofía (su personaje) no es la protagonista de la película, sería absurdo que yo aspirara a eso (ríe). Y en segundo lugar, ni siquiera aspiraba a una nominación de ningún tipo, entonces ya todo es una sorpresa, una bendición; estoy muy agradecida. Por otro lado, me encanta cómo suena “actriz de soporte”. En los premios Bafta (el pasado domingo 10, en Londres), Viola Davis hizo una descripción de lo que era un actor de soporte y me gustó mucho; no me va a salir exactamente, pero decía que tiene que ser alguien que sepa dónde está su lugar como personaje en esa historia, que sepa estar y no estar al mismo tiempo.

¿”Roma” va a cambiar los criterios con los que seleccionas tus proyectos de trabajo?

Llevo trabajando tantos años que no veo que mucho pueda cambiar. A lo mejor tengo más propuestas y de dónde escoger… eso sí puede ser. Pero siempre escojo mis personajes y mis proyectos de acuerdo a si me identifico con el discurso que van a decir y, por supuesto, el grado de dificultad y complejidad. No creo que cambie mucho.

Tienes amplia trayectoria en teatro, ¿cuál es tu diagnóstico del teatro en México? A Mérida no traen giras de obras porque dicen que la gente ya no paga por ir.

A mí Mérida me encanta, cada vez que he tenido una obra que ha podido girar he tratado de llevarla. No lo he logrado (ríe). Sé que tienen teatros muy bonitos, conozco a algunas de las personas que hacen teatro allá. Ojalá se pudiera crear más movimiento que descentralice el teatro en México, hay gente que ha venido trabajando en ello mucho tiempo. Sé que allá está, por ejemplo, José Ramón Enríquez, que fue mi maestro y he hecho dos obras escritas por él. Hay gente increíble, yo creo que se puede fortalecer mucho. Ciudad de México tiene una cartelera de teatro comparable a las carteleras de Nueva York y Londres, de verdad impresionante. Está el teatro de circuito institucional, el de circuito comercial y ahora, con los apoyos de Efiartes, hay una cantidad de teatro maravillosa y siento que el público responde, sí viene al teatro.

¿Tienes algún plan de trabajo relacionado con Yucatán?

No tengo en este momento. Creo que es uno de nuestros estados más bonitos, lo disfruto mucho como turista, pasé ahí hace un año la Semana Santa. Siempre he querido llevar teatro, de verdad no lo digo por decir. Hace poco tenía una obra, “La mujer justa”, y estábamos haciendo hasta lo imposible por llevarla, pero no logramos los apoyos necesarios. Así que espero que la próxima obra la logre llevar. Ojalá que para eso sí sirva todo esto de “Roma” (ríe).— Valentina Boeta Madera

Marina de Tavira

Ha desarrollado su carrera en teatro, cine y televisión.

En teatro

Ha interpretado personajes en obras de David Hevia, Ximena Escalante, José Ramón Enríquez, David Mamet, Harold Pinter y Bertold Brecht. Junto a Enrique Singer creó la compañía Incidente Teatro, con la que ha montado “Obsesión”, “La anarquista”, “La mujer justa”, “El río”, “Traición” y “Crímenes del corazón”.

En cine

La han dirigido Rodrigo Plá, Carlos Carrera, Issa López y Mariana Chenillo.

En televisión

Entre sus trabajos más recientes están “Ingobernable” y “Falco”.

Familia

Sobrina del Mtro. Luis de Tavira, exdirector de la Compañía Nacional de Teatro, es hija del matrimonio que formaron el criminólogo Juan Pablo de Tavira Noriega (que en paz descanse) y Lucila Servitje Montull, y nieta de don Lorenzo Servitje Sendra, fundador de Grupo Bimbo.

Siempre escojo mis personajes de acuerdo a si me identifico con el discurso y el grado de complejidad.

Te puede interesar: “Roma” es lo mejor que le puede pasar a México en este momento

Red de simulaciones

Presidentes y artistas se solidarizan con Venezuela