in ,

Se emocionan en un autoconcierto en Australia

Una pareja de jóvenes disfruta desde su automóvil el concierto de Casey Donovan

Los conciertos y eventos masivos en casi todo el mundo fueron cancelados desde hace más de tres meses, desde que se confirmó que la pandemia del coronavirus representaba un serio peligro.

Cines, teatros, estadios, entre otros foros, cerraron sus puertas ante la incertidumbre. Ayer, en Sydney, Australia, se realizó un autoconcierto en el Robyn Webster Sports Center con la presentación de la intérprete australiana Casey Donovan. El evento fue organizado como parte del esfuerzo de la industria de la música para volver a los shows en vivo sin desafiar el coronavirus ni poner en riesgo la salud del público que asistió, calculado en 600 personas.

El gobierno defiende su plan sobre energía

Sancionan abusos oficiales