in

Acusado de acosar

El tenor Plácido Domingo

Plácido Domingo, “dolido” por ser malinterpretado

El testimonio anónimo de varias mujeres en Estados Unidos achacando a Plácido Domingo acoso sexual en los años 80 podría tener importantes repercusiones para el tenor español, que dirige la Ópera de los Ángeles en el país en el que nació en 2017 el movimiento #MeToo y que le abrirá una investigación.

Ocho cantantes y una bailarina, todas de forma anónima excepto la mezzosoprano Patricia Wulf, declararon a la agencia Associated Press (AP) que Domingo las sometió a acoso sexual en la década de los 80, a lo que el tenor respondió que “siempre” creyó que sus relaciones eran “consensuadas y bienvenidas” y lamenta si “alguien” se sintió “incomodado” o “trastornado” por ellas.

Tras conocerse esa información, la Ópera de Los Ángeles (LA Opera) anunció que abrirá una investigación a Plácido Domingo, director general de esta institución desde 2003, por las acusaciones de presunto acoso sexual.

Además, la Asociación de la Orquesta de Philadelphia anunció en Twitter que cancela su invitación a Domingo a actuar el próximo 18 de septiembre en la inauguración de su festival de ópera.

“Estamos comprometidos en proporcionar un ambiente seguro, de apoyo, respetuoso y apropiado para la orquesta y su personal, los artistas colaboradores y compositores y nuestra audiencia y comunidad”, justifica la formación.

La Ópera de San Francisco se sumó ayer a la Orquesta de Filadelfia y canceló un concierto que el tenor español Plácido Domingo iba a dar el próximo 6 de octubre.

La institución californiana emitió un comunicado ayer en la tarde en el que explicó que, aunque los “presuntos incidentes” no ocurrieron en San Francisco, la Ópera está comprometida con “una fuerte política contra el acoso sexual” que requiere de todos los miembros “los máximos estándares de conducta profesional.”

En contraste, la presidenta del Festival de Salzburgo, Helga Rabl-Stadler, respaldó a Domingo y confirmó que el tenor actuará allí los días 25 y 31 de agosto en la ópera de Verdi “Louisa Miller”, con Nino Machaidze y Cecilia Molinari.

“Conozco a Plácido Domingo desde hace más de 25 años. Desde el principio me ha impresionado, junto a su capacidad artística, sus modos respetuosos con todos los trabajadores y trabajadoras del Festival”, señaló Rabl-Stadler en un comunicado enviado a EFE.

El español Palau de les Arts de Valéncia, en el que está anunciada la actuación de Domingo para diciembre de 2019 en “Nabucco”, esperará a la resolución de las acusaciones en este sentido contra el tenor, miembro del jurado que selecciona a los cantantes de su Centro de Perfeccionamiento.

De todas las personas que aportan su testimonio en la información de AP solo se identifica a una, la cantante Patricia Wulf, porque el resto alega que de publicarse su nombre podría sufrir “represalias” en sus carreras.

Patricia, ahora agente de bienes raíces en el área de Winchester, a unos 120 kilómetros al oeste de Washington DC, insistió a EFE en que su relato a AP es “exacto” y que tiene un testigo del presunto comportamiento inadecuado del director de la Ópera de los Ángeles.

La ex cantante, de 61 años, no quiso dar más detalles al respecto porque, argumentó, le “es muy difícil hablar de ello”.

Según dijo Patricia a AP “cada vez que salía del escenario” Domingo la esperaba, se le acercaba mucho y en un susurro le decía: “¿Patricia, tienes que marcharte a casa esta noche?”

El artista, que hoy no hizo ninguna declaración a pesar de los reiterados intentos de EFE, explica en la información difundida por AP que las “alegaciones” de “individuos anónimos” que cita la agencia “datan al menos de 30 años atrás” y son “profundamente preocupantes” e “inexactas”.

Le parece “doloroso”, afirma, escuchar que pudo “trastornar” o “incomodar” a alguna mujer sin que importe cuánto tiempo haga de eso y a pesar de sus “mejores intenciones”.

“La gente que me conoce o que ha trabajado conmigo sabe que no soy alguien que dañe, ofenda o avergüence a nadie”, señala Domingo, según la agencia AP.

“Reconozco que las normas y estándar de la actualidad son muy diferentes hoy de lo que eran en el pasado. Soy un afortunado y privilegiado por tener una carrera de más de 50 años en la ópera y mantendré los más altos estándar”, añade el artista, creador del concurso para jóvenes cantantes Operalia.

Domingo es toda una institución y una figura en Los Ángeles, donde se le considera una personalidad clave en el desarrollo y promoción de la ópera en la ciudad californiana, y tiene una estrella con su nombre en el célebre Paseo de la Fama de Hollywood.

En abril de este año, el mejor “Otelo” de la segunda mitad del siglo XX llegó a sus 4,000 representaciones, haciendo honor a su lema, “If I rest, I rust” (si me paro, me oxido).

Domingo, que fue director musical y luego director general de la Ópera de Washington (1996-2011), lleva 60 años de carrera en los que ha interpretado 151 papeles, más que cualquier otro tenor de la historia.

Ha vendido más de 100 millones de álbumes, premiados con varios Grammy y Grammy Latino, y tiene firmados contratos para los próximos tres años.

Los más próximos son la interpretación de la ópera “Louisa Miller” en el Festival de Salzburgo, el 25 y el 31 de agosto, y un concierto en el Szent Gellert Forum, en Hungría, el día 28.

El que tenía cerrado para el 18 de septiembre en la inauguración de la temporada de la Philadelphia Orchestra ha sido suspendido por la organización a raíz de las denuncias.

El tenor y barítono —ha ido cambiando y adaptando su voz según ha ido cumpliendo años—, tiene previsto cantar “La Traviata” el verano próximo en el Teatro Real y “Madama Butterfly” en el Metropolitan, entre otras importantes citas.

Domingo es además director de orquesta, un papel en el que se puso al frente de “La valquiria” en Bayreuth el año pasado, y en ese cometido tiene también cerrados varios contratos hasta 2023.

Sus ciudades son Madrid, donde nació, México, en la que vivió desde los 8 años y se casó y tuvo a sus hijos, y Los Ángeles, donde dirige desde 2003 la Ópera de la ciudad, una institución que hoy ha anunciado que abrirá una investigación sobre los testimonios de acoso.

Zarzuelero, españolísimo, forofo del Real Madrid y propietario de varios doctorados honoris causa, creó el concurso Operalia en 1993, que acaban de ganar la guatemalteca Adriana González y el español Xabier Anduaga, y en el que ha descubierto a cantantes como Olga Peretyatko o Rolando Villazón.

El que fuera uno de los tres tenores, junto con el italiano Luciano Pavarotti y su compatriota José Carreras, siempre ha dicho que aquella época, la que transcurrió entre 1990 y principios del 2000, “marcó un momento trascendental” en la música porque “acercó” la ópera al gran púbico.

Caballero de la Orden del Imperio Británico y Gran Cruz de Alfonso X el Sabio tiene el honor de haberse doblado a sí mismo en Los Simpson y aprecia especialmente entre sus recuerdos la primera vez que cantó en China, en el People’s Hall: le vieron 500 millones de personas por televisión

El sueño dorado del hombre al que más han aplaudido en la historia, 81 minutos al concluir “Otelo” en la Ópera de Viena en 1991, es dirigir el concierto de Año Nuevo de Viena y siempre ha dicho que mientras “esté bien” y “el público llene los teatros“, seguirá cantando.

Los retos más exigentes a los que se ha enfrentado profesionalmente son “Otelo“, “Los cuentos de Hoffmann” y “Romeo y Julieta” y le han dirigido los mejores, como Kleiber, von Karajan, Muti, Mehta, Abbado, Levine y Solti.

El hijo de Pepita Embil, la soprano guipuzcoana “reina de la zarzuela mexicana“, y del tenor Plácido Domingo Ferrer, se casó en 1957, es decir, con 16 años, con la pianista mexicana Ana María Guerra Cué, con la que tuvo a su primer hijo, José.

Se divorciaron un año después y a los 21 años se casó con Marta Ornelas, madre de Plácido y Álvaro. El primero es cantante y compositor y el segundo acompaña a su padre por el mundo.

Para Domingo uno de “los pilares” de su vida es Ornelas, con la que lleva 57 años: “el secreto es tener mucha paciencia“, aseguraba en una entrevista con EFE.

Muy próximo al Vaticano y muy religioso, superó un cáncer de colon en 2010, una embolia pulmonar en 2013 y en 2015, año difícil porque murió su hermana, le extirparon la vesícula.

Hace apenas un mes, la ex mujer de su hijo Plácido, Sam, declaraba a un diario británico que había sido miembro de la Cienciología, revelaba sus tácticas de captación y aseguraba que llevaban “mucho tiempo” intentando que el tenor entrara en ella pero que no lo habían conseguido.

Según esa información pertenecen a la Cienciología su hijo mayor y cuatro de sus nietas.

Apoyo Soprano

La guatemalteca Adriana González, ganadora de la última edición de Operalia, apoya a Plácido Domingo

“Merece respeto”

En su opinión, una persona “con casi 80 años con su presencia, su energía y dedicación” merece “mucho respeto”, y niega cualquier señal de acoso hacia ella o el elenco por parte del tenor.

Sosa, salvador melenudo

Cartón de Tony: Ajustando la brújula