in

Regina Blandón pide más respeto en redes

La actriz Regina Blandón

Acepta el debate, pero sin agresión

CIUDAD DE MÉXICO (Notimex).— La actriz Regina Blandón está de acuerdo en opinar y debatir en las redes sociales, pero pide dejar de agredir o fomentar la violencia con mensajes de odio y descalificación.

“Está bien que me arroben para decirme que no les gustó alguna película en la que participé, pero me parece que lo correcto al expresarlo es sin agresiones”, expuso la intérprete de “Bibi” en la serie de televisión “La Familia P. Luche”.

De acuerdo con la también comediante, este fin de semana recibió muchos ataques de odio a través de su cuenta de Twitter. “Todo mundo puede dar su opinión, no estoy contra el debate, y pues a veces contesto en buena onda y siguen insultos, eso no está padre”.

Regina decidió a partir de hoy “mandar puro amor, tolerancia y respeto en redes. Y bueno, también les pido a todos que pensemos un poco más el mensaje que escribimos antes de postearlo”.

Aunque reconoció que es necesario regular las agresiones en estos espacios, dijo que para que eso suceda habría que pasar un milagro, por ello hizo un llamado a que cada usuario “tome conciencia de lo que postea”.

Tras compartir que estuvo con unos amigos limpiando una playa de Tamaulipas en el Día Mundial de los Océanos, uno de los seguidores de la actriz le escribió: “Hola Regina, yo solo espero de verdad que un día hagas algo digno en el cine mexicano y que en medida de tus posibilidades económicas puedas rechazar la basura de cine en la que mayormente has trabajado”.

A lo que Regina respondió con sarcasmo: “Sí, señor. Una disculpa. Mañana le hablo a Coppola para que armemos algo”.

Defensora del talento local

La actriz, quien ha intervenido en obras de teatro como “Hoy no me puedo levantar”, defendió a capa y espada que en México hay mucho talento y que siempre ha habido, solo que ahorita se están afianzando las participaciones en series y películas de Hollywood.

Los Raptors se proclaman campeones de la NBA y hacen historia

Cartón de Tony: Mándalos a volar