in ,

Ricky Martin mantiene su apuesta en la fusión

Ricky Martin, de vuelta a la acción con nuevo tema

MADRID (EFE).— Con un Grammy Latino bajo el brazo por su anterior álbum “A quien quiera escuchar”, Ricky Martin mira ya al verano con “Fiebre”, tema en el que su estilo pop vuelve a jugar con el reguetón cuando aún resuenan por todo el planeta los ecos de otro hito de la fusión, “Despacito”, de su compatriota Luis Fonsi.

“Creo que he disfrutado más que él con su éxito. Lo celebro no solo porque venga de Puerto Rico, sino porque es un buen hombre y un verdadero músico, hambriento por el aplauso, que ha llevado nuestro idioma a todas partes”, asegura el boricua al preguntarle si se siente pionero de una fórmula musical bajo la que han triunfado otros músicos tras sus pasos.

En ese sentido, afirma que no puede más que felicitarse por su reencuentro en “Fiebre” con otros compatriotas suyos, Wisin y Yandel.

“Yo no puedo meterme solo en el género del pop, en el que he nacido; si puedo jugar un poco con el reguetón, con el jazz o con el rock, ¿por qué no? Además, ellos dos (Wisin y Yandel) son guerreros que siempre están pensando y que tienen una marcha creativa muy contagiosa”.

Incluso no descarta probar el ‘trap’ (un subgénero del Hip Hop y la música electrónica, cuyas letras son más explícitas) “siempre que se haga bien”.

No es el único reencuentro, ya que “Fiebre” llega firmado, entre sus once compositores (incluido el propio Ricky), por la española Beatriz Luengo y el cubano Yotuel Romero (Orishas), que pusieron la firma a muchos de los temas incluidos en “A quien quiera escuchar”.

“Me conocen muy bien, porque todo lo que escriben es muy yo. Con ellos he ganado el Grammy y a ellos se lo dedico, porque me regalaron su arte”.

Sin necesidad de “egos”

Destaca que para él no es un problema delegar en otros la búsqueda de su propia voz. Así, le resta importancia a quienes critican que una sola canción pueda ser fruto de tantas manos.

“En el momento en que piensas que lo sabes todo, es el momento en el que perdiste. A mí me gusta codearme con gente de diferentes países y que vean la música de distintas formas. Nunca he sido purista. Lo que corre por mi vida es fusión”.

Ricky, que en breve volverá a Las Vegas para extender su residencia musical tras el éxito de convocatoria de la primera ronda, ha compaginado en los últimos años su faceta musical con otra que tenía más abandonada: la interpretación. En la nueva temporada de la serie “American Crime Story”, que lleva el sello de Ryan Murphy y recrea el asesinato de Gianni Versace, interpreta al amante del célebre modisto.

“Estoy volando. Veo los episodios y vuelvo a llorar, me enojo, me río… Recuerdo un día en que decíamos que algo muy bueno debíamos haber hecho en esta vida para haber caído los tres en ese set. Para mí es una gran responsabilidad estar al lado de Penélope, ganadora de un Oscar”.

En este punto, Ricky no descarta insistir en su carrera de actor, una vía que abrió a los 15 años y que lo ha llevado a la pequeña pantalla, pero también a escenarios como los de Broadway.

“La actuación siempre estuvo ahí. La ola de la música me empujó y no me soltó nunca, pero ahora estoy en un momento de mi vida en el que tengo que volver a ese comienzo, a ese cosquilleo que sentí cuando tenía 15 años. Esta experiencia me ha quitado nervios e inseguridades que venían conmigo hasta romper el vidrio y llegar a unos niveles de interpretación muy intensa”.

Por el momento no hay fecha de nuevos proyectos, como tampoco lo hay para su próximo disco, cuya espita creativa se abrió con el anterior sencillo, “Vente pa’cá”. “La grabación de un disco a veces puede durar 3 meses o 3 años. Con el último disco lo hicimos así y ganamos el Grammy, así que algo hicimos bien”.

 

Multimedia

Encuentra en nuestro sitio:

http://bit.ly/2EU8W7q

El nuevo vídeoclip de Ricky Martin “Fiebre”, una colaboración con sus compatriotas Wisin y Yandel.

“En el momento en que piensas que lo sabes todo, es el momento en el que perdiste. Nunca he sido un purista”

La portada del día

México 2000-2018