in ,

Shawn Mendes enloquece a sus fans capitalinos

Shawn Mendes durante su concierto del viernes en el Palacio de los Deportes de Ciudad de México

Euforia, luces y éxitos

CIUDAD DE MÉXICO (El Universal).— Sin Camila Cabello y sin su tema “Señorita”, Shawn Mendes deleitó a miles de fanáticos en su segunda fecha del Palacio de los Deportes, haciéndolos vivir una noche mágica y llena de romanticismo, con el recorrido de algunos de sus éxitos musicales.

Cientos de fans que estuvieron haciendo guardia y esperando ver al canadiense a las afueras de un hotel de Ciudad de México, donde se encuentra hospedado, aseguraron haber visto al padre de Camila Cabello, con quien hizo un dúo en la canción “Señorita”.

Tal noticia emocionó a cientos de admiradores de la cantante cubano-estadounidense, quienes esperaban que fuera la gran sorpresa de la noche y aunque nada de eso sucedió, disfrutaron al máximo del espectáculo.

A las 20:20 horas, el cantante salió al escenario con el tema “Lost In Japan”, seguido de “There’s Nothing Holdin Me Back” y “Nervous”, haciendo estremecer el foro por los gritos desgarradores de euforia de miles de asistentes.

Desde el primer tema que Shawn interpretó, el lugar se ilumino con luces de colores que se prendían y apagaban al ritmo de cada canción, debido a unas pulseras que les fueron entregadas a todos los asistentes al momento de ingresar al inmueble.

Fue con las canciones como “Stitches” y “Bad Reputation” cuando las pulseras emitieron luz de color azul y de color blanca en “Never Be Alone” y otros temas.

La producción escenográfica no fue tan compleja, puesto que la intención fue desde el inicio, que toda la atención se centrara en la interpretación y en cada movimiento del cantante.

La pantalla detrás del escenario era circular con la que el público se podía embelesar con diversas visuales como la aparición de una Luna, la puesta del Sol, entre otras, que acompañaron cada tema del intérprete.

En medio de la pista se colocó un pequeño escenario secundario con una rosa blanca gigante, donde interpretó “Life Of The Party”, “Like To Be You” y “Ruin”.

Fue en su canción “Treat You Better”, cuando el cantante regresó al escenario principal y la rosa empezó a cambiar al color azul con morado. Después de que el cantante se dio cuenta de cómo sus admiradoras coreaban cada estrofa que cantaba con entrega, Mendes cedió el micrófono en algunas ocasiones a sus fans, quienes cantaron de principio a fin.

Con ese ímpetu de locura de 15,000 mil personas, de acuerdo con datos de los organizadores, inició “Particular Taste”, las pulseras de los asistentes cambiaron a un color rosa pastel, que se transformó en rojo con la canción “In The Morning”.

“Ciudad de México gracias por estar aquí… quiero que cada uno de ustedes se puedan sentir libres y felices, ustedes tienen el poder de cambiar el mundo para bien, no importa lo que pase nadie puede impedirnos eso”, dijo en agradecimiento. Así comenzó a interpretar “If I Can’t Have you” en donde hubo una explosión de colores reflejados en la pantalla que se encontraba detrás del escenario, que hizo que todos los asistentes gritaran con gran locura, mientras que el intérprete decía en cada momento, “Vamos salten”, haciendo retumbar todo el lugar.

Cierre fuerte

Después de una intensa velada llena de emociones, Shawn Mendes cerró el concierto con “Fix You” y su éxito “In My Blood”.

Llegan a su hotel

Fanáticos de Mendes se reunieron en la entrada principal del hotel donde el cantante se hospedó, vestidos con playeras, bufandas y chamarras con imágenes del artista.

Síguenos en Google Noticias

Choque entre motocicletas deja un fallecido en Motul

Homilía IV de Adviento