in ,

Tina Turner aún no sana del todo su difícil pasado

Imagen de enero de 1976 cedida por HBO donde aparece Tina Turner y The Ikettes en uno de sus shows

LOS ÁNGELES (EFE).— Un huracán musical con una vida muy tormentosa detrás. Eso es lo que dibuja “Tina”, un aclamado documental que emite hoy HBO y que se zambulle en la vida de la explosiva pero también recelosa Tina Turner.

“El icono de Tina Turner es la mezcla de lo que es capaz de hacer sobre el escenario y cómo hace sentir a través de la música combinado con su narrativa, con la historia de Tina Turner”, dijo T.J. Martin, codirector del documental junto a Dan Lindsay.

“Es difícil separar lo uno de lo otro. No puedes evitar darle más significado (a su música) si tienes algo de conocimiento del dolor que ha afrontado en su vida. Es una de las cosas que hace única a Tina Turner”, añadió.

Estrenado en la pasada edición de la Berlinale, “Tina” retrata el impresionante poderío de la cantante y ahonda en los terribles maltratos que sufrió a manos de su esposo y compañero artístico Ike Turner. Pero más allá de los detalles biográficos, la cinta ofrece una de las contadísimas apariciones mediáticas recientes de una artista que desde hace años prefiere la discreción a los grandes escenarios.

En los años 80, muy pocas estrellas volaban a la altura de Tina Turner. “What's Love Got to Do With It” y “The Best” sonaban en todo el planeta y Tina Turner reventaba estadios.

Pero desde su último concierto en mayo de 2009 en Sheffield (Reino Unido), Tina se refugia en su residencia de Suiza y en un misterioso segundo plano, por lo que la entrevista que dio para “Tina” es un acontecimiento entre sus fans.

Sin embargo, Dan Lindsay y T.J. Martin, ganadores del Óscar a Mejor Documental por “Undefeated” (2011), no se echan flores por haber logrado que la cantante se sentara a recordar su vida.

“Creo que nunca hubo manera de convencer a Tina de que haga algo: ella hace lo que quiera”, dijo Lindsay.

El privilegiado acceso a Tina Turner, no obstante, quizá vino con algunas contrapartidas, ya que el documental, que cuenta entre sus productores con Erwin Bach (marido de la cantante), obvia algunos aspectos como el suicidio de su hijo Craig Turner en 2018 o el trasplante de riñón al que fue sometida en 2017. Omisiones al margen, “Tina” entrelaza imágenes de archivo y entrevistas actuales para trazar el fascinante viaje vital de una cantante que deslumbró desde sus inicios en los años 60 con una fuerza incendiaria ante el micrófono.

Apasionada, incansable, sexual, apabullante y todopoderosa. La tremenda voz y la desbordante presencia de Turner entraron en la escena del soul y el rhythm and blues con temas como “A Fool in Love”.

“Creo que hacía cosas en esa época que, específicamente con mujeres del entretenimiento, no se habían visto ni hecho antes”, reflexionó Martin.

“Y no lo hizo porque ella supiera que era una pionera sino que simplemente lo hizo porque era su modo natural de expresar el don que tenía (...). Esa singularidad, combinada con su loca energía que hasta hoy nadie entiende de dónde venía y que abarca seis décadas, le forjó un lugar totalmente único como cantante”, añadió.

En cualquier caso, no se trataba solo de talento puesto que hay pocas estrellas de la música popular que han exhibido una ética de trabajo tan contundente como la cantante de “Proud Mary”.

“Le preguntamos qué era importante para ella (que se viera en el documental), y una de las cosas que dijo, extrañamente, fue el sudor, que se viera el sudor”, recordó la estrella

“Nos dijo: 'Yo nunca tuve una toalla en los conciertos porque quería mostrar el trabajo. Todas las divas salían ahí muy guapas y contentas, pero yo quería mostrar lo difícil que era'”, contó.

La carrera de Tina Turner en los años 60 y 70 estaba vinculada a su marido Ike Turner, uno de los primeros referentes del rock and roll y con quien formó el exitoso dúo Ike & Tina Turner.

Pero en una entrevista en la revista People en 1981 (cinco años después de haberse divorciado), Tina Turner reveló que, detrás de los bailes, las sonrisas y la química sobre el escenario, había sufrido “una tortura” de violencia machista y abusos a manos de su esposo.

De un vistazo

Como pesadillas

Si habla de su pasado, a menudo le vuelven a Tina Turner esos traumas que pasó en forma de pesadillas que son vívidas y que las siente real.

Mujer tenaz

Décadas antes del movimiento #MeToo, la cantante se convirtió en un icono de resistencia, de ambición e independencia, y de mujer tenaz con todo bajo su control, algo destacable en su triunfal regreso en los años 80’s.

Agrede a su hermano con una madera y se da a la fuga en Buctzotz

Nulas investigaciones: ¡Ya Basta! señala vacíos en la lucha contra corrupción