in

Trata de romper con el narco

Muestra “Pájaros de verano” que no todo es glamur

PLAYA DEL CARMEN (EFE).— Cristina Gallego, directora de “Pájaros de verano”, aseguró que la película trata de “romper con la glamurización del narcotráfico en el cine”.

“Ahora es algo que se volvió aspiracional y queríamos una óptica completamente diferente (…) que mostrase la destrucción moral y de valores”, detalló.

“Pájaros de verano” es una producción colombiano-mexicana dirigida por Cristina y Ciro Guerra, que narra el ascenso y la caída de una familia wayuú (aborígenes de la península de la Guajira) en la época en que entraron a Colombia grandes cantidades de dinero por al narcotráfico, entre 1960 y 1980.

La cinta fue seleccionada para representar a Colombia en los Óscares y para abrir la Quincena de Directores del Festival de Cannes de 2018.

Para la directora, el reconocimiento de la película es importante precisamente por tratar un tema muy recurrente en el cine iberoamericano, pero en esta ocasión dejando evidencia del “capitalismo salvaje” que permeó en el mundo del narcotráfico y las tribus indígenas en Colombia.

“Es bonito ver que la película se ha apoderado de la audiencia”, explicó en referencia a la recepción del filme, que fue bien acogido por la crítica pero no se llegó a estrenar en casi ningún país latinoamericano, aunque sí en otros como España, Canadá y Estados Unidos.

“Es fuerte siendo una historia tan para Latinoamérica”, lamentó la cineasta, que relata la vida de personas indígenas evitando una visión “caricaturizada ni disfrazada”, como se hizo durante muchos años.

“Cuando empezamos a trabajar sobre esto queríamos contarlo desde la visión del explorado. Para nosotros es como abrir una puerta a una dimensión desconocida”, manifestó Cristina.

Los Leones ganan el último en casa ante los Acereros

Cartón de Tony: Caribe mexicano entre aguas