in ,

Un disco inspirado en México

Fotografía cedida por los Hermanos Gutiérrez

Los Hermanos Gutiérrez lanzan su cuarto álbum

MÉXICO (EFE).— Stephan y Alejandro, mejor conocidos como Hermanos Gutiérrez, preparan un disco inspirado en lugares de México después del recibimiento tan cálido que tuvieron en el país, si bien sus raíces son suizas y ecuatorianas.

“Tuvimos la oportunidad de ir a México en febrero y nos recibió con mucho cariño, que no hemos recibido por parte de la gente ecuatoriana, sin reproche, solo que así sucedió”, explicó Alejandro en entrevista.

Estos músicos recurren a una propuesta instrumental con sonidos del género wéstern, mezclado con sus raíces latinoamericanas y su necesidad de crear ambientes.

“Este viaje a México con los dos conciertos que tuvimos nos inspiró mucho para saber en dónde queremos estar y en qué espacio queremos que el oyente se sienta”, añadió el artista.

Alejandro dejó la gastronomía y Stephan la docencia para emprender un viaje musical en 2017.

Sus amigos les sugirieron grabar su música, que antes solía ser un pasatiempo íntimo de los hermanos.

Desde entonces suman tres discos de música instrumental en la que cada vez está más marcada su identidad europea del lado paterno y del lugar en el que nacieron, Suiza, y la latinidad de parte de su madre ecuatoriana, así como lo vivido en ambos espacios desde pequeños.

“En los otros álbumes siempre tuvimos imágenes de dónde nos encontrábamos, tenemos una canción que se llama ‘El mar’, y ahí estuvimos con nuestra mamá en su casa en Ecuador”, contó Stephan sobre el proceso creativo del dúo.

“Hay otra canción que se llama ‘El jardín’, y ahí estuvimos en un jardín de una amiga y compusimos esa canción”, añadió.

Sin embargo, en su cuarto disco, expanden su horizonte cultural con temas inspirados y localizados en México, pues aseguran que su viaje al país fue “como ir a casa”.

“Con este álbum nos dimos cuenta de que estamos en un viaje muy largo y además estuvimos en México, eso fue lo que quisimos expresar. Llegamos del viaje y dijimos ‘mira esta canción es de cuando estuvimos en Jalisco’ y así fue como comenzamos, nosotros nos encontrábamos siempre con ese viaje a México”, dijo Stephan.

El encuentro con México fue tan fructífero, que tanto Alejandro como Stephan recuerdan sus dos presentaciones con un cariño por el que no pueden esperar para volver.

“Estábamos inseguros de que en México quizá no nos conocían tanto, pero en un concierto no habló ninguna persona y fue increíble, en la tercera canción me salían las lágrimas de la emoción, eso nunca lo voy a olvidar”, apuntó Stephan, el hermano mayor.

Según estos artistas, el que su música evoque lugares específicos también tiene una estrecha relación con su pasión por el cine.

Alejandro menciona que una de sus grandes influencias es la música de Gustavo Santaolalla y su trabajo como musicalizador de películas.

“‘Babel’(2006) tiene una escena específica con la canción de Gustavo Santaolalla que son inspiraciones que te hacen latir el corazón, que quieres hacer algo parecido, crea un espacio muy especial y particular”, aseguró.

Otra de sus grandes influencias es el ecuatoriano Julio Jaramillo, quien los remite a sus raíces y les trae gratos recuerdos sentimentales de la infancia.

“Nos acordamos de que nuestro abuelo siempre escuchaba a Julio y para nosotros esta forma de cantar y el sonido de las guitarras siempre nos llegaban al corazón. Yo no conocía eso porque en Suiza no hay ese tipo de música. Recuerdo que a mi abuelo se le salían las lágrimas con esas canciones”, apuntó Stephan.

Con esta intención cinematográfica y su amor por México, los hermanos crearon su cuarto disco “Hijos del sol”, acompañado por un cortometraje de ocho minutos dirigido por Fernando Guisa, grabado en el estado de Guanajuato.

“La idea de Fernando fue su inspiración de la canción ‘Hijos del sol’ con un ‘storyline’ muy completo e imágenes en blanco y negro. Salieron cuatro canciones del álbum y un cortometraje de ocho minutos que para nosotros es algo muy bonito, siempre tuvimos esta ambición de hacer algo cinematográfico”, aseguró Alejandro.

En él, buscan desmitificar lo fatal de la muerte, con una ambiente que remonta a las historias de Juan Rulfo y a sus escenarios fotográficos.

“Una vez leímos un libro de oraciones y nos preguntamos que, si pudiéramos crear una oración, ¿a quién o a qué podríamos orar? y el sol tiene una energía muy especial para nosotros, nos vemos como hijos del sol porque es la materia para vivir, la luz”, señaló Alejandro.

El disco, del que ya se conocen canciones como “Railroad vista”, “Los hijos del sol” y la más reciente “Nuevo mundo“, saldrá en su totalidad el 25 de septiembre en plataformas digitales.

 

Juanpa Zurita confunde la Covid-19 con la influenza