in ,

Una declaración de Liam Neeson, tema del festival

“Conozco a Liam y sé que no es un racista”, afirmó el director noruego Hans Petter Moland respecto al protagonista de su filme “Cold Pursuit”

BERLÍN (EFE).— La Berlinale se convirtió en escaparate exculpador para Liam Neeson, en medio de la controversia desatada por unas declaraciones del actor en que afirmaba haber pensado en “matar a un negro”.

“Conozco a Liam y sé que no es un racista”, afirmó el director noruego Hans Petter Moland respecto al protagonista de su filme “Cold Pursuit”, en la presentación ante los medios de “Out Stealing Horses”, una de las aspirantes al Oso del festival.

“No deberíamos condenar a la gente por lo que creímos que dijeron”, afirmó por su parte el actor sueco Stellan Skarsgard, parte del elenco con el que Moland compite en la presente Berlinale.

“Cold Pursuit” es una nueva versión del anterior filme dirigido por el realizador noruego, titulado “Kraftidioten” e interpretado entonces por Skarsgard, película que compitió en 2013.

La presencia del director de “Cold Pursuit” y del antecesor de Neeson en ese papel convirtió la controversia en torno a las declaraciones del actor en pregunta casi obligada en la presentación de “Out Stealing Horses”.

La controversia en torno a Neeson saltó hace unos días, a raíz e una entrevista con el diario “The Independent”.

Con historia

El Festival de Cine de Berlín estrenó ayer, en su sección Special, el monumental “Brecht”, un filme de 187 minutos consagrados a recrear obra, vida y momento histórico de Bertolt Becht (1898-1956), el dramaturgo que se consideró el último genio alemán.

Solo cinco dueños recuperaron sus motos en Ticul

”Chispa” se va de los Tigres