in ,

Vuelve el señor Roarke a la isla de los anhelos

Lucy Hale y Michael Peña en el lanzamiento fílmico “Fantasy Island”

Sus fantasías no son nada idílicas

LOS ÁNGELES (EFE).— Todo el mundo tiene fantasías: muchas son inocentes, otras algo más oscuras y también hay unas pocas absolutamente siniestras. Esos deseos perversos, que todos intentan ocultar, son la espina dorsal de “Fantasy Island”, cinta de Blumhouse que encabezan Lucy Hale y Michael Peña.

Inspirada en la serie de televisión de las décadas de 1970 y 1980 que tenía a Ricardo Montalbán como protagonista, “Fantasy Island” recupera la isla en la que se pueden cumplir las fantasías, sean cuales fueren.

El tono de la película de Jeff Wadlow, que se estrena hoy en Estados Unidos, no tiene nada de utópico o mágico, sino que se asoma a lo sombrío y casi terrorífico.

“Muchas de estas fantasías y deseos tienen que ver con el arrepentimiento. Con las cosas que desearían haber hecho de una manera diferente”, explica Lucy Hale, conocida por la serie “Pretty Little Liars”.

En “Fantasy Island”, unos jóvenes aterrizan en una isla paradisíaca donde los responsables de un hotel de lujo aseguran que podrán cumplir sus fantasías, sean románticas, familiares o, por qué no, venganzas.

El anfitrión es el señor Roarke, papel que interpreta Michael Peña. “Fue una bendición, por supuesto”, dice sobre ser el heredero de Ricardo Montalbán.

“Entonces era una época diferente y Ricardo Montalbán fue uno de los primeros latinos en la televisión. Estaban él, Erik Estrada, Edward James Olmos... Así que era genial tener eso cuando yo crecí en los años 80”.

“Pero cuando me ofrecieron este papel, dejé de pensar en él (Montalbán) como el señor Roark y empecé a pensar en él solo como él: un actor mexicano, que hizo mucho teatro, que estudió a Shakespeare... Tomé este enfoque porque él tuvo un gran recorrido”, agrega.

Lucy, de 30 años, no había nacido cuando la serie se emitió (1977-1984). “Sabía muy poco de la serie, solo lo básico que probablemente todo el mundo conoce: que hay una isla donde una persona puede ir y hacer realidad sus fantasías más salvajes. Y también sabía del señor Roarke y Tattoo (Hervé Villechaize)”, afirma.

“Pero también sabía que la película que estábamos haciendo iba a ser drásticamente diferente de esta popular serie. Las cosas iban a ser más oscuras y más complicadas que en la serie”.

“La gente tiene fantasías que son muy oscuras y eso es así”, apunta Peña.

“Si eres un mal conductor y alguien se te cruza porque vas muy despacio te quedas como: ‘Ag, querría...’”.

Además de la historia de venganza de Melanie, hay otras más divertidas, que “reviven el pasado” o están relacionadas con el amor.

“Fantasy Island”

Entre los huéspedes figura Melanie (Lucy Hale), víctima de acoso en la adolescencia.

Plan malvado

En la isla, la joven espera pasarle la factura a quien la maltrató en su día (Portia Doubleday).

Al extremo

“La idea de venganza que tiene cada uno es diferente”, apunta la actriz. “Obviamente, Melanie llega a un extremo loco para conseguir su venganza”.

Síguenos en Google Noticias

Mundo al día

Cartón de Tony: Si de cambios hablamos