in

Yalitza Aparicio y su familia atraen a los periodistas

Los sorprende la fama

CIUDAD DE TLAXIACO (El Universal).— La fama comienza a acosar a la familia Aparicio Martínez luego de que Yalitza protagonizó “Roma”, la película de Alfonso Cuarón.

Medios de comunicación incluso internacionales llegan a la localidad Campo de Aviación, antigua zona de aterrizaje clandestina de aeronaves y donde recientemente se concluyó la construcción de un hospital de segundo nivel, en busca de Yalitza y su familia.

Pero la casa aún está distante al menos medio kilómetro de la vía principal.

Te puede interesar: Revista Time reconoce a Yalitza Aparicio como la mejor actriz del año 

“No sabemos qué es Netflix”

Raúl Ismael está a punto de salir de casa. Recién llegaron todos de Oaxaca, donde acompañaron a “Yali” a la presentación de “Roma”, en el teatro Macedonio Alcalá. “Es una larga historia, ella lleva años luchando, hasta que se le dio la oportunidad… pero ahora no sabemos qué tratos hizo con Netflix, que nosotros no sabemos ni qué es eso; no creo que somos especiales”, dice el hombre, aún joven, originario de Guerrero.

Varias piñatas a medio terminar cuelgan del techo de lámina del pequeño espacio de no más de metro y medio por tres metros de lo que parece ser un patio o recibidor.

En el piso de cemento rústico hay desperdicios de papel, una banca improvisada, algunos muebles y varios artículos. A un lado, dos cuartos de tabicones, con paredes sencillas sin repellar, que albergan una recámara y una cocina-comedor.

Familia de Yalitza

Es la casa de Yalitza y su familia, compuesta de padres, una hermana y dos hermanos, además de su sobrino. En el exterior, pobreza. Calles pedregosas y empinadas, casas dispersas, nula vigilancia policíaca. Nadie sabe bien cuándo la inseguridad sentó su reino en la Heroica Ciudad Tlaxiaco, municipio de la región mixteca que vio nacer a Yalitza y distante unos 175 kilómetros de la capital. Porque también es el centro comercial de diversas comunidades cercanas.

Pero el ahora “municipio rojo” vive un infierno mientras que la novel actriz de “Roma” vive días de gloria al lado de Alfonso Cuarón y recorre México, Estados Unidos y Europa.

Yalitza nació en Tlaxiaco y vivió primero en la colonia Flores Magón, hasta que, con sus padres y su hermana, decidieron hace unos tres años comprar un predio en la Agencia Campo de Aviación. Raúl Ismael Aparicio, su padre, es originario de Santa Catarina Yosonotú y Margarita Martínez Merino, su madre, de San Miguel Copala.

Te puede interesar: Yalitza Aparicio, protagonista de “Roma”, posa para revista

Mezcla de etnias

De la mezcla de las etnias mixteca y triqui son los cinco hijos del matrimonio, Edith la mayor, de 25 años; Yalitza de 24; Alex Uriel, un joven fallecido; Jesse Akwid, de 15 y Pedro, de 12.

Mientras esperan la autorización vía telefónica de una entrevista con la familia, narran sus orígenes, el orgullo de la sangre mixteca y triqui, los fríos vientos que azotan a la vivienda asentada en un montículo, así como las complicaciones del transporte para llegar al domicilio pues taxistas y mototaxistas temen a la inseguridad.

Edith platica que la confunden con Yalitza; a la actriz la ligan con su pequeño sobrino, pues siempre carga con él.

Tímida y sobreprotectora

Yalitza fue siempre una niña tímida, “algo miedosa, muy precavida, seria, la más sobreprotectora”, platica Edith. Tuvo problemas de lenguaje y hasta los siete años comenzó a hablar fluido, pero eso no impidió que cursara primaria, secundaria y bachillerato.

Se movió a Putla Villa de Guerrero, también en la Mixteca, para cursar la licenciatura de Profesora de Preescolar en la Escuela Normal. Por problemas en la Sección 22 del SNTE, no logró la ubicación en una escuela, por lo que retornó a su municipio natal donde fue profesora del preescolar “México”.

“Ella nunca dijo que quería ser actriz, porque quien ha sido un poco explayada soy yo; me gusta cantar, amenizo donde me invitan, me gusta salir, bailar, la literatura, la poesía. Pero ella no, eso sí, era futbolera; le gustaba mucho estudiar, se graduó en la Normal con excelentes calificaciones”, explica la hermana mayor de Yalitza.

El día del casting

Un día de hace unos tres años, el staff de Alfonso Cuarón llegó a Tlaxiaco para realizar un casting. Miguel Ángel Martínez Oceguera, entonces director de la Casa de la Cultura, llamó a Edith.

“Morenita, ven a un casting porque quieren actrices para una película, no importa que no sepan del tema”, le dijo.

Acudió ella, embarazada entonces, pero también llamó a la tímida Yalitza.

Finalmente pasó a la prueba y dos meses después la llamaron a Ciudad de México. “Tenía cierto temor, no fuera a tratarse de un asunto de trata. Pero no, la noticia no fue que había pasado de fase sino que era la seleccionada”, dice Edith.

Te puede interesar: Diez datos sobre “Roma” que debes conocer

Adrenalina en motos

Jauría acaba con 30 borregos en la comisaría de Xoy