Consejos para mejorar la relación de pareja

jueves, 12 de marzo de 2020 · 12:13

Cuando la comunicación con la pareja empieza a fallar, es normal que surjan problemas y discusiones. Lamentablemente, el distanciamiento es inevitable, causando frustración, sentimientos de culpa y en muchas ocasiones, suposiciones infundadas. La convivencia de la pareja depende en gran parte de lo que estemos dispuestos a dar. A continuación, te damos algunos problemas que surgen entre las parejas, y cómo pueden solucionarlos juntos.

Causas más comunes de los problemas entre parejas

Antes de comenzar una relación debes tener en cuenta que pueden surgir problemas con frecuencia. Sin embargo, para poder solucionarlos es importante determinar cuáles son las causas para evitar que vuelvan a surgir.

Expectativas de cada uno

Al comenzar una relación es normal que cada miembro tenga ciertos idealismos sobre el romance. En muchos casos depositan tantas expectativas que terminan desilusionados al ver que no es completamente como se lo imaginaban. Por ejemplo, a las mujeres les encanta que su pareja le dediquen poemas o canciones. Si no eres de esos hombres, puedes pedir ayuda en frasesdeamorpro.com .

Por otro lado, hay mujeres autosuficientes y emprendedoras que buscan un compañero que sepa escuchar, que ofrezca consejos, trabajador, y colaborador en la casa. Por supuesto, la fidelidad es un factor determinante para que la relación sea un éxito; lamentablemente en muchos casos no se obtiene lo que se está buscando.

Mientras tanto, el hombre espera una madre abnegada, una buena ama de casa, una mujer trabajadora, pero sobre todo espléndida amante y comprensiva cuando quiere salir de juerga con sus amigos. Esto tampoco es del todo perfecto cuando vamos a la realidad.

Distribución del tiempo

Ambos tienen trabajos y tareas que cumplir durante el día. Cada uno se enfoca en su propio crecimiento personal y financiero. Por lo tanto, el tiempo se reduce a casi nada y la convivencia puede verse afectada cuanto menos tiempo pasen juntos, totalmente diferente de cuando eran novios.

Esta es una de las razones más comunes para tener problemas con la pareja. Por eso, es importante organizar bien el tiempo y dejar un rato libre para el disfrute pleno junto al compañero. No importa la cantidad sino la calidad, es decir, los buenos momentos que vivan juntos.

Es así como ver una película o conversar unos 15 minutos puede hacer la diferencia. Esto permitirá que cuidar de la relación sea tan importante como la dedicación que se le tiene al trabajo.

La intimidad

Cuando una pareja deja de tener intimidad es más que seguro que comenzarán a desconectarse. Incluso pueden llegar a pensar que ya no hay nada en común o no se conocen bien. Vale mencionar que este aspecto no solo implica el sexo, pues también es necesario tener intimidad emocional.

Los problemas de pareja también empiezan a surgir cuando las relaciones sexuales se tornan aburridas. Esto ocurre normalmente cuando vemos el acto como una obligación para con el otro en vez de un momento de disfrute mutuo.

Si quieres mantener la conexión con tu pareja, te invitamos detener el tiempo y mantener una conversación sincera. Debes estar dispuesto a secar las lágrimas y compartir sonrisas con tu pareja. Por supuesto, no te olvides de mantener la llama de la pasión en el momento de tener sexo con él o ella.

El desequilibro

Aunque podemos encontrar incontables post y conversatorios sobre las relaciones equitativas, es normal que uno o los dos se sientan en una posición diferente. Vale mencionar que las relaciones de poder y sumisión siempre terminan mal. Y es que uno de los dos toma el control y el otro se limita a aceptar las condiciones. Llegará un momento en que tal dependencia emocional termine en cansancio e infidelidad.

La autoestima de uno de los dos comienza a debilitarse y puede caer en depresión. Mientras tanto, el dominante siente mal humor, se aburre y dedica buscar en otro lugar lo que siente que le está faltando.

Es importante que cuando se comience la relación ambas personas establezcan límites implícitos y se dé un “entrenamiento” sobre lo que es agradable y lo que no. Hay que ser sinceros y aclarar lo que está bien y mal. Si esto no funciona, lo mejor es terminar la relación y buscar a alguien que esté en la misma sintonía. (I.S.)

Otras Noticias