Covid-19 obliga a la Arquidiócesis de Yucatán a hacer cambios

Covid-19 obliga a la Arquidiócesis a hacer cambios
miércoles, 12 de agosto de 2020 · 03:33

Siempre cerca de la gente

Con modificaciones de formato, la Arquidiócesis de Yucatán continúa su calendario de actividades, como el nombramiento de párrocos e inicio de ministerios en diferentes comunidades, el trabajo con los grupos de apostolado y las próximas ordenaciones sacerdotales, indica el presbítero Jorge Martínez Ruz, vocero de la Arquidiócesis.

“Todos los movimientos deben continuar, pero siguiendo los protocolos sanitarios”, agrega al Diario.

Se han hecho algunos cambios de párrocos a puerta cerrada y con presencia de muy poco representantes de la parroquia; además se realizaron trasmisiones de las misas de inicio del ministerio en las redes sociales de los templos para que los fieles puedan seguir la actividad.

Los movimientos tienen que seguir y varios de éstos se habían dispuesto desde antes, como los sacerdotes que viajarán para estudiar o los diáconos transitorios que se ordenarán. “Aunque estemos en pandemia, la vida pastoral tiene que seguir porque es para beneficio de la comunidad. Las necesidades de los fieles están ahí presentes no se pausan por la pandemia, al contrario se intensifica”, subraya.

Recuerda que no hay culto público y la celebración se realiza con número reducido de personas. Además continúan las visitas a los enfermos, dirección espiritual y confesiones con sus debidas precauciones.

Sin embargo, han quedado en pausa las primeras comuniones, confirmaciones y otros sacramentos.

El vocero de la Arquidiócesis confiesa que pensaron que esto no duraría, pero ahora los templos católicos se están sosteniendo con los donativos de las personas.

“Cada vez se hace más difícil el tema económico porque solamente nos mantenemos con donativos, no hay de otra manera; sí hemos tenido dificultades ya no alcanza y los pocos donativos que hay se usan en los gastos más urgentes, como nómina y los gastos fijos de la parroquia”.

Muchos párrocos han pedido ayuda a los fieles incluso para cubrir los servicios de luz, agua y teléfono. “Cada parroquia ha estado ingeniándose, algunos hacen rifas, ventas y con eso se han estado ayudando... Hasta donde Dios lo permita y la gente colabore podremos seguir ayudando; esto es parte de la afectación que tiene la economía en general”.

Por último, el padre Jorge Martínez informa que los grupos apostólicos se han estado reuniendo a través de las plataformas digitales como han hecho otros grupos de las parroquias y se les está haciendo invitación para que hagan su programación para el siguiente curso. “Tenemos que acompañar y sembrar esperanza, subrayó el sacerdote”.— Claudia Sierra Medina

Otras Noticias