Jóvenes viven en pobreza

miércoles, 12 de agosto de 2020 · 02:00
Este grupo de la población se enfrenta con dos principales desafíos: la pérdida de valores y la falta de oportunidades laborales o educativas, según el Imjuve No conciben un mundo sin wifi ni redes sociales, pueden usar varios dispositivos electrónicos a la vez y, en su mayoría, optan por trabajos cómodos y de preferencia en casa o, mejor aún, tener un negocio propio. Así es la juventud que hoy celebra su día. El Día Internacional de la Juventud fue instituido por la ONU en 1999 para reconocer el papel de los jóvenes como agentes de cambio, así como sensibilizar a la sociedad sobre los retos que estos deben enfrentar. La efeméride, que este año tiene como lema “El compromiso de la juventud por la acción social”, fue adoptada por varios países, incluyendo a México donde uno de cada cuatro habitantes es joven, es decir, tiene entre 15 y 29 años, la edad de joven según el Inegi. De acuerdo con esa clasificación en el país, según datos de la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica (Enadid) 2018, hay 30.7 millones de jóvenes de 15 a 29 años. Aunque habría más o menos jóvenes, dependiendo del organismo. La ONU dice que una persona es joven cuando tiene entre 15 y 24 años de edad, pero el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) considera joven a las personas de 12 a 29 años por lo que la cifra aumenta a 37.5 millones. Datos del Instituto Mexicano de la Juventud (Imjuve) indican que en México 6.8 millones de personas tienen entre 12 y 14 años; 10.8 millones, entre 15 y 19; 10.7 millones, entre 20 y 24, y 9.3 millones entre 25 y 29. Dos retos Independientemente de si se empieza a ser joven más temprano o se deja de serlo más tarde, lo que es cierto es que los principales desafíos de los jóvenes de ahora son la pérdida de valores y la falta de oportunidades. El mismo Imjuve señala que el problema principal de este grupo de población es la pobreza, pues casi la mitad vive en dicha situación: “Las personas jóvenes enfrentan un problema de discriminación estructural que es reproducido por el Estado, la sociedad y el sector privado. Dado que se les percibe como amenaza para la cohesión social, muchas veces se les excluye de espacios y oportunidades laborales o educativas”. Platicamos con jóvenes líderes en el Estado para que nos brinden un panorama de la juventud actual, sobre todo en estos tiempos de pandemia.— Iván Canul Ek   Según la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica (Enadid) 2018, el promedio de escolaridad de la población joven es de 10.8 grados, uno más que el total de población de 15 años o más. La encuesta señala que el 26.9% (8.3 millones) terminó la educación básica y el 59.6% (18.3 millones) concluyó algún grado en el nivel de medio superior o superior. En el caso contrario, el 12.5% de los jóvenes no ha concluido la educación básica y solo el 1% no tiene escolaridad. La proporción de jóvenes que vive en unión libre (20.1%) casi duplica a quienes están casados (11.9%); mientras que el 3.8% ya pasó por una unión o un matrimonio. El 64% de quienes no son jefes o jefas de hogar vive con ambos padres, 23% solo con su madre, 3% solo con su padre y 10% vive con uno o más parientes adultos.

Otras Noticias