Europa tenía región tropical

El hallazgo de un fósil de un árbol apoya la hipótesis
viernes, 6 de agosto de 2021 · 01:30
El hallazgo de un fósil de un árbol apoya la hipótesis CIUDAD DE PANAMÁ (EFE).— El hallazgo en Panamá de un árbol fósil de marañón respalda la hipótesis de que hace más de 30,000 años existió una región tropical a lo largo de la latitud del Sur de Europa, informó ayer el Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales (STRI, por sus siglas en inglés). Se trata de un tronco antiguo de una nueva especie fósil nombrada como “Anacardium gassonii sp. Nov” por su descubridora, la paleobotánica panameña Oris Rodríguez Reyes, investigadora asociada del STRI, con sede en Ciudad de Panamá. Este tronco fósil, posiblemente uno de los más grandes encontrados hasta ahora en Panamá, se ubicó durante exploraciones en el pueblo de Los Boquerones, en la provincia central de Veraguas, y se parecía mucho al género moderno de marañones “Anacardium”, explicó el ente científico. Aunque los árboles de marañón solamente se encuentran hoy en los trópicos de América Central y del Sur, los restos fósiles de esta especie más antiguos encontrados hasta la fecha se descubrieron en Alemania. Eso es así porque el clima de la Tierra no siempre ha sido el mismo. Hace más de 30 millones de años existía una región tropical a lo largo de la latitud del sur de Europa, y los antepasados ??de muchas especies tropicales modernas, como los marañones, pueden haber llegado a las Américas vagando por ese cálido cinturón del norte desde Eurasia hasta América del Norte. Los fósiles encontrados en Los Boquerones, donde se descubrió el “A. gassonii sp. Nov.”, pertenecen a la transición Oligoceno-Mioceno: hace alrededor de 23 millones de años, lo que respalda esta hipótesis, indicó el Instituto Smithsonian. “El género de marañones ‘Anacardium’ tiene un escaso registro fósil, sin embargo, ofrece un excelente ejemplo de migración de especies tropicales de Eurasia a América del Norte durante un período más cálido en el clima de la Tierra hace más de 30 millones de años”, señaló la investigadora Oris. El descubrimiento de A. gassonii sp. Nov. agrega una pieza clave al rompecabezas sobre el establecimiento de especies de marañones en América Central y América del Sur, dijo el ente científico. También apoya la hipótesis de que la migración de esta y otras especies durante el Oligoceno-Mioceno ayudó a unir las selvas tropicales biodiversas que existían en la región en ese momento. Además, sugiere que el género Anacardium cruzó de América Central a América del Sur antes del cierre final del istmo hace 3 millones de años. Al llegar a América del Sur, el género se diversificó. “Descubrir nuevos fósiles contribuirá a comprender mejor cómo y por qué la diversidad es como es hoy”, comentó Teresa Terrazas, botánica de la Universidad Nacional Autónoma de México y coautora del estudio. El Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales, una unidad de la Institución Smithsonian con sede en la Ciudad de Panamá, fomenta la comprensión de la naturaleza tropical y su importancia para el bienestar humano, según indica en su página web.  

Otras Noticias