Yucatán, casa de los chinos

Revisión histórica de Luis Ramírez en un nuevo libro
jueves, 13 de enero de 2022 · 02:30

Revisión histórica de Luis Ramírez en un nuevo libro

Una amplia y muy completa revisión histórica de la presencia de la comunidad china en Yucatán, desde el siglo XIX hasta nuestros días, es el libro de Luis Ramírez Carrillo “El Dragón y la Ceiba”, el cual presentará mañana en la vídeosala del Centro Cultural de Mérida Olimpo.

A través de poco más de 650 páginas este libro, coeditado por el Instituto Confusio de China de la Uady y el Ayuntamiento de Mérida, el autor aborda los elementos antropológicos e históricos de la llegada de los primeros chinos a suelo yucateco, desde la segunda mitad del siglo XIX hasta las migraciones que se dieron a principios del siglo XX y aquellas que han marcado la presencia china en la entidad en lo que va del siglo XXI.

Se trata de un libro cuya lectura podría ser obligada para jóvenes y adultos interesados en ahondar en torno a la historia de estas migraciones, que dejaron su huella en la cultura yucateca de muy diversas formas.

El autor explica que las circunstancias de las migraciones chinas que fueron dándose en Yucatán tuvieron matices y orígenes distintos. Por ejemplo, la primera migración china a suelo peninsular se dio de manera fortuita: hacia el siglo XIX más de 100 trabajadores chinos eran obligados a laborar en los campos madereros de Belice en condiciones muy precarias, en cierto momento estos dieron muerte a sus custodios y huyeron con destino a Yucatán, logrando llegar a Chan Santa Cruz, donde fueron acogidos por la comunidad maya durante la llamada guerra de castas.

“Los chinos llegados de Belice no sólo se acoplaron a la comunidad que los recibió y se mezclaron con sus habitantes, además lucharon del lado de los mayas en el mencionado conflicto contra los blancos peninsulares. Gracias a sus conocimientos, permitieron a los mayas rebeldes acceder a pólvora y municiones para mantener la lucha”.

La segunda migración china, entre 1892 y 1900 fueron dos grandes grupos de 500 hombres cada uno, contratados de 3 a 5 años para trabajar en las haciendas henequeneras que en aquel entonces alcanzaron un importante auge gracias al oro verde. Misnebalam, Sotuta, Chablekal y Dzibilchaltun, eran tan sólo algunas de las haciendas que tuvieron trabajadores chinos.

La tercera gran migración china a la Península se registró entre 1903 y 1930, la conformaban principalmente chinos provenientes de otras partes de la república y del Caribe; a diferencia de quienes llegaron contratados para trabajar en las haciendas henequeneras estos llegaron atraídos por la bonanza económica del henequén; llegaron para instalar tiendas de abarrotes, lecherías, peluquerías, lavanderías y siembras de hortalizas. Su presencia desde entonces se convirtió en estampa de la cotidianeidad yucateca, misma que permeó aspectos de la cultura como la gastronomía y agricultura. Los dulces de coco negro (melado), el chamoy y el dulce de tamarindo, tiene sus orígenes en la tradición cultural china. Se forjaron agrupaciones y clubes sociales de los propios chinos.

“El teatro regional, incluso, adoptó dentro de sus personajes la presencia del chino adaptado a la cultura maya, era un personaje satirizado pero que sin duda era característico de la comunidad china en Yucatán”.

“Como por arte de magia, hacia los años 70, a un siglo de las primeras migraciones chinas a Yucatán, se da un vacío en memoria de colectivo social en torno a la comunidad china. De repente los yucatecos de olvidaron de nombres, lugares, sitios y espacios con presencia china, sin embargo hasta en el Cementerio General de Mérida existe el mausoleo de la comunidad china en Yucatán, tan sólo ahí descansan los restos de por lo menos 800 ciudadanos de origen chino que llegaron a esta tierra, este es el mudo testigo de un momento muy especial en la historia de nuestro estado”.

En la parte final del libro el autor aborda la nueva era de la migración china a Yucatán que se traduce en casi 200 empresas, la gran mayoría restaurantes de comida china que han sentado sus reales en el gusto del público yucateco.

La presentación de mañana a las 19 horas (presencial y virtual en https://www.facebook.com/MeridaEsCultura) contará con la participación de la doctora Cristina Puga, en representación de la UNAM y del maestro Andrés Aluja del Instituto Confusio de la Uady, y del autor.

El libro estará a la venta en la biblioteca del Centro Cultural José Martí a $250.

Encuentra en nuestro sitio web más detalles del libro en los siguientes enlaces: https://bit.ly/3I1wsLK, https://bit.ly/3rgORNS y https://bit.ly/3qkWnrJ.— Emanuel Rincón Becerra

Más de

Otras Noticias