Imagen

“La pandemia afectó parejo”: presbítero Jorge Martínez Ruz

Hay contagiados en el presbiterio y los apostolados
martes, 25 de enero de 2022 · 00:00

El aumento de contagios de Covid-19 durante las últimas semanas ha causado afectaciones a la Iglesia Católica yucateca con la disminución de asistentes a las misas y de servicios, informó ayer el presbítero Jorge Martínez Ruz, vocero de la Arquidiócesis de Yucatán.

Los sacerdotes contagiados de la ciudad y del interior del Estado —que en total son más de una decena— presentaron síntomas leves y no tuvieron la necesidad de ser ingresados al hospital.

Recordó que el nombre de los sacerdotes enfermos se ha mantenido en anonimato para no preocupar a los fieles, pues sus síntomas han sido de gravedad.

También hay contagiados en los equipos de las parroquias y los apostolados. “La pandemia afectó parejo, a los padres, al personal de las oficinas, a la gente de los grupos apostólicos”.

Por eso, “seguimos insistiendo que si alguien tiene síntomas se quede en casa y se realice la prueba y si da positivo, que haga su cuarentena”, exhortó.

El presbítero también insistió en el tema de la vacunación: “quienes estén a tiempo para recibirla o quien no la tengan por algún motivo, que se vacunen porque es una protección”.

En estas últimas semanas ha habido una disminución en el número de personas que participan en la misa “porque muchas personas se han contagiado y como son responsables, no vienen”.

También pidió paciencia a la comunidad y que comprenda que si el sacerdote o el personal de su parroquia están enfermos “no brindarán todos los servicios”.

“Tengan paciencia y oren por la salud de sus sacerdotes”, pidió.

El padre Jorge Martínez, párroco de San Juan Bosco de la colonia Miraflores, indicó que el Covid-19 puede afectar a cualquier persona.

“Aquí en la parroquia, por ejemplo, hay coros con integrantes enfermos, igual en el equipo de liturgia hay ministros que están en casa esperando, cuidándose, ya que no pueden prestar el servicio; gracias a Dios, en la mayoría de los casos, son síntomas leves y están siguiendo las transmisiones por diferentes medios”.

El aforo

Hasta el momento, los templos funcionan al 75% de su capacidad, “pero la asistencia no llega a ese porcentaje y más aún durante estas semanas, el aforo ha reducido debido al número de contagios, el clima frío y los que permanecen en casa para evitar contagios”.

Asimismo, los sacramentos continúan impartiéndose respetando los protocolos dispuestos desde que empezó la pandemia y se abrió el culto religioso.

“Hay normativas que llegan desde la Santa Sede, que cada país adoptó y que luego cada diócesis adaptó; esto se suma a las disposiciones del Gobierno del Estado en cada entidad del país”.

Por último, pidió a la feligresía cuidarse ante las bajas temperaturas porque podría enfermarse de otros males respiratorios y confundir los síntomas con Covid.— CLAUDIA SIERRA MEDINA

Otras Noticias