Recomendada

Ni doble cubrebocas, ni de tela: especialistas aclaran cuáles usar y cuánto tiempo

Especialista dice cuáles usar y por cuánto tiempo
sábado, 29 de enero de 2022 · 05:00

Las mascarillas de tela nunca fueron descritas para proteger contra la propagación del Covid-19, y menos ahora, con la variante ómicron, cuyas características elevan el riesgo de contagio tan solo con hablar, por lo que lo mínimo recomendado es usar un cubrebocas tricapa, de los cuales hay amplia disponibilidad en el mercado y no son tan caros.

Y si es posible adquirirlos, tanto por el precio que es más oneroso como por disponibilidad, se pueden usar las mascarillas KN95 y KF94, y las N95 solo deben ser usadas por personal de salud que tiene contacto directo con pacientes infectados con el virus.

Así lo indica el doctor Jorge Eduardo Macías Garza, especialista en inmunología clínica y alergia pediátrica, quien explica qué tipo de cubrebocas deben usarse para una mayor protección contra el Sars-COV2, cómo deben usarse, la durabilidad y su disposición.

El médico indica que los cubrebocas de tela no fueron autorizados para evitar la propagación del virus en ningún momento, con excepción de unos que sacaron marcas de ropa y que cumplen el criterio de ser de tres capas, y cuyo uso se dio en la parte deportiva.

Usar un cubrebocas de tela fue riesgoso para quienes lo hicieron, pero con las limitaciones de aforo en los lugares y la sana distancia que se tuvo en las primeras etapas de la pandemia, permitió que no se tuvieran tantos contagios como hubiera podido suceder.

Las anteriores variantes del coronavirus, explica que se alojaban más en las vías respiratorias bajas, por lo que una persona al hablar y expulsar partículas de saliva podía poner a otra en riesgo de contagio, pero bajo; ahora con la variante ómicron sucede lo contrario, ya que se aloja en las vías respiratorias altas, por lo que tan sólo al hablar hay un riesgo alto de contagiarse cuando pequeñas partículas de saliva llegan a salir del cubrebocas.

Evitar lugares concurridos, la mejor opción

De ahí la importancia de usar una mascarilla que proteja bien, sobre todo ante el panorama actual, en el que en algunos sitios ya se manejan aforos completos, la sana distancia no se cumple y hay lugares concurridos.

Todo ello obliga a regresar al uso de cubrebocas de tres capas, o mascarillas Kn95, Kf95 o N9.

Indica que los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) y la OMS, sugieren dejar el uso de las N95 para el personal médico que está atendiendo pacientes con Covid-19, es decir que tienen un contacto con el virus y requieren de mayor protección, y la población en general puede usar los KF94 y KN95.

Apunta que esas mascarillas se pueden usar máximo por cinco días, y de preferencia tener varios para usar uno por día y darle un uso a lo largo de cinco semanas, por ejemplo, tener una mascarilla para los lunes, que se usará cada lunes por cinco semanas, otro para martes, y así subsecuentemente para irlos rotando.

Si una persona es positiva al Covid-19 debe usar la mascarilla una sola vez y desecharla.

¿Cuál cubrebocas tiene una mayor efectividad?

El doctor indica que un cubrebocas tricapa tiene una duración de 8 horas máximo y la capacidad de evitar la filtración de partículas es de entre 70 y 90%; la KN95, que es de una fibra un poco más gruesa, evita el paso de partículas en un 80 al 95%; la KF94 entre un 85 y 94 %; y la N95, en un 95 %.

El especialista explica que los cubrebocas pueden desgastarse antes dependiendo del tipo de material y el uso que se les dé, por lo que, si se nota que hay un desgaste, y con ello la posibilidad de filtraciones, hay que cambiarlo. En los tricapa puede notarse, pues la tela se ve desgastada, raída y descolorida, pero en el caso de las mascarillas es más difícil determinar por el aspecto, puesto que el material es más grueso, sin embargo, una persona de acuerdo con su actividad y las horas de uso puede valorar cuándo es necesario cambiarlas.

Respecto al uso de un doble cubrebocas, señala que no es recomendable y que en algún momento se promovió hacerlo debido al desabasto de las mascarillas que ofrecen mayor cobertura, así que se usaba uno de tela y el tricapa, pero se ha visto que el usar un doble cubrebocas no disminuye el riesgo y sí crea problemas en la entrada del aire, por lo que dificulta la respiración.

Uso adecuado del cubrebocas

Con relación a cómo debe colocarse la mascarilla o cubrebocas, puntualiza que no se debe tocar la parte interna que filtra el aire, sino que se deben tomar por los tirantes y colocarlos en las orejas

Deben cubrir completamente nariz y boca, ser ajustados para evitar la filtración, y hay algunos que traen a nivel de la nariz un metal, que se debe ajustar para evitar que se tengan fugas de aire.

En el momento en el que se van a consumir alimentos o bebidas y se retira el cubrebocas, hay que hacerlo tomándolo también de los tirantes, doblarlo de manera que la parte interna quede hacia adentro, ponerlo en una bolsa de plástico y cerrarla para evitar que en un dado caso las partículas contaminantes se dispersen.

Muchos lo dejan abierto, lo ponen sobre la mesa o una silla, y puede contaminarse si es una zona de paso de muchas personas, aunque se sabe que el virus no vive más de 20 minutos en una superficie, no es recomendable, menos si otras personas han tenido contacto con la superficie, pues la persona puede tocarse la cara y contagiarse.

Se puede doblar el cubrebocas y guardarlo en el bolsillo de la ropa, porque es la propia saliva del usuario.

No usar sujetadores

Bajarse el cubrebocas a la barbilla, o dejarlo colgando con el uso de cadenas o collares, como las que se usan para los lentes y que se han puesto de moda, enfatiza que no debe hacerse, pues se compromete la viabilidad del cubrebocas, debido a que se puede verter un líquido sobre el mismo, queda en contacto con otras superficies y también puede propagar el virus

El uso de collares se da a veces en los niños, para ayudar a detenerlos porque generalmente son grandes, ya que no hay muchos cubrebocas pediátricos y estos permitían ajustarlos, pero no se les debe dar otro fin.

Otra opción cuando el cubrebocas le queda grande a un niño es usar los sujetadores que se ajustan en la nuca.

El doctor Jorge Macías, destaca que la población puede usar con confianza los cubrebocas tricapa, cuya efectividad crece, al igual que con otras mascarillas, cuando se siguen las medidas recomendadas de sana distancia, lavado de manos y evitar lugares concurridos.

 

Más de

Otras Noticias