“Toda mente sana es feliz”

La felicidad, una decisión personal, asegura experto

miércoles, 16 de marzo de 2022 · 01:30

La felicidad es un estado emocional, es una sensación de bienestar momentánea o temporal, algo que la mayoría busca y que vivimos para buscarla, señaló el maestro Alejandro González Novelo, director de la Escuela de Psicología y Psicopedagogía de la Universidad Anahuac Mayab.

“Toda mente sana es feliz, la felicidad es sinónimo de salud, bondad, para las personas felices los seres queridos, la familia, los amigos, son lo primero”, comentó en entrevista con el Diario.

Este domingo 20 de marzo se conmemorará el Día Mundial de la Felicidad, una fecha destinada a reflexionar en torno a este estado emocional que las personas asumen cuando así se lo proponen, comenta el especialista, quien consideró que la felicidad no es algo que se alcanza con el éxito sino que es el ser feliz lo que te lleva al éxito.

“Hay gente que dice voy a ser feliz cuando alcance el éxito en mi vida, y no es así del todo, en realidad ser feliz hace exitosa a la persona”, comentó.

“La felicidad no es cuestión de suerte ni un premio, hay que trabajar para alcanzar la felicidad; la felicidad es personal, uno asume ese estado mental cuando se hace el propósito de ser feliz, de no dejar que nada cambie este plan”, subrayó, y agregó que este estado no está sujeto a la edad de las personas, buscar la felicidad es algo más intenso en aquellas personas que nunca la habían buscado.

Procesos químicos

Claro que la felicidad también está asociada a factores químicos, buscar la felicidad genera dopamina, el neurotransmisor catecolaminérgico más importante del Sistema Nervioso Central (SNC) de los mamíferos y participa en la regulación de funciones como la conducta motora, la emotividad y la afectividad así como en la comunicación neuroendócrina.

Serotonina

Hacerse el propósito de ser feliz también estimula la producción de serotonina, un neurotransmisor muy relacionado con el control de las emociones y el estado de ánimo. Regula el apetito que provoca la sensación de saciedad. Controla la temperatura corporal. Regula el apetito sexual.

También están las endorfinas, una sustancia química que se genera en nuestro cerebro. Esta sustancia es liberada cuando estamos haciendo alguna actividad que nos resulta agradable o placentera y son las responsables de darnos esa sensación de buen ánimo y bienestar. Las endorfinas son péptidos opioides endógenos que funcionan como neurotransmisores. Son producidas por el hipotálamo y la glándula hipófisis. Sus efectos son similares a los opiáceos sintéticos en su acción como analgésico, producen sensación de bienestar e incluso euforia.

El triptófano es un aminoácido necesario para el crecimiento normal en los bebés y para la producción y mantenimiento de las proteínas, músculos, enzimas y neurotransmisores del cuerpo. Es un aminoácido esencial. Esto significa que el cuerpo no lo puede producir, por lo que se debe obtener de la alimentación.

Comida y felicidad

¿Hay alimentos que producen felicidad?, la respuesta es sí. Algunas fuentes coinciden y consigan alimentos plenamente asociados a la sensación de la felicidad, quizá el más reconocido es el chocolate.

El consumo de chocolate nos proporciona varios de los químicos necesarios para ser felices. Además de su sabor, lo que nos produce una sensación de bienestar es que activa y acelera la producción de serotonina y el control del estrés.

No es casualidad que cuando se experimenta un estado depresivo, ansiedad o congoja, sintamos el deseo de disfrutar de un chocolate. Algo similar sucede con las nueces o almendras, son una excelente fuente de ácidos grasos Omega 3. Las nueces, almendras, avellanas, cacahuates, pistaches, nuez de la india, son fuentes vegetales ricas en triptófano; verduras como las de hojas color verde oscuro son muy útiles para mejorar nuestro estado de ánimo, además, contienen mucha vitamina C y magnesio, dos moléculas imprescindibles para transformar la tiroxina y el triptófano en las famosas serotonina y dopamina; el pescado en general, aunque especialmente el salmón y las sardinas, tienen un gran contenido de Omega 3, un aminoácido esencial vinculado con la regulación del humor y el bienestar.

Los plátanos. Su perfil nutricional es rico en sustancias importantes para el organismo, como la vitamina B6, triptófano y potasio, hierro y magnesio, también relacionado con el humor.

Incluso el café, consumido en forma moderada, ayuda al cerebro al reconocimiento rápido y eficaz de las expresiones positivas. Además, ayudar a prevenir problemas emocionales, ya que estimula la producción de noradrenalina, serotonina y dopamina.

La gente decide

“La gente que quiere ser feliz asume que quiere serlo y hará lo que esté a su alcance para lograrlo; la gente feliz se ve en la forma en que trata a sus semejantes, en sus facciones, en su actitud; cada cual decide cómo vivir su vida, si siendo víctima o autor de su propia felicidad. Ver de la vida las cosas buenas es importante para ser feliz.

“Las personas felices son empáticas, para ellas las buenas relaciones para con sus semejantes son fundamentales y ante todo entienden que solo pueden resolver aquellos problemas que tienen en sus manos, todo lo que está fuera de su alcance hay que dejarlo fluir. La felicidad es el bien más deseado. Toda mente sana es un ser feliz”, afirma Alejandro González, el director de la Escuela de Psicología y Psicopedagogía de la Universidad Anahuac Mayab.— Emanuel Rincón Becerra

Otras Noticias