Imagen

CIAS por la paz tendrá su oficina en Cordemex

martes, 10 de mayo de 2022 · 01:30

El arzobispo de Yucatán, monseñor Gustavo Rodríguez Vega, bendijo e inauguró ayer la oficina del programa del Buen Convivir en Yucatán, en las instalaciones de la parroquia de Santa María de Guadalupe del fraccionamiento Cordemex.

La institución que lleva el programa del Buen Convivir es CIAS por la paz, A.C.

José Ricardo Marchand Aguilar, líder del proyecto, expuso que el objetivo es reforzar el tejido social en comunidades de Yucatán.

Hoy día trabajan en las parroquias de Kinchil, y Santa Cruz, en Mérida. La parroquia de Kinchil atiende a la feligresía de la misma comunidad, Celestún, Samahil, entre otras; mientras que la parroquia de Santa Cruz, de la colonia Amalia Solórzano, atiende el oriente de la ciudad así como varias zonas de Kanasín, como San Pedro, Villas de Oriente y hasta la Hacienda Teya.

También trabajan en Progreso, en la parroquia de San Telmo, Yucalpetén, Chelem, Chuburná y estarán en la zona de Flamboyanes y en la penitenciaria.

En el caso de estas instalaciones bendecidas ayer, precisó que no trabajarán en el área de la parroquia de Cordemex, “solo será sede de su oficina”.

Desde allí llevarán al cabo diagnósticos para estudiar el tejido en diversos espacios sociales, como la familia, la parroquia y el vecindario. “La idea es saber cómo están los niveles de violencia y polarización social; una vez que veamos cómo está la situación, planearemos las acciones”, explicó.

La asociación ya tiene experencia previa por la labor desarrollada en otras partes del país y utilizan sus herramientas, como es el caso de Círculos familiares, que es una metodología con la que las familias empiezan a platicar otra vez, a encontrarse y a tratar de resolver los temas y conflictos para que tengan una oportunidad de crecer como familia.

El líder del proyecto aseguró que todo el grupo se siente muy feliz al contar con una oficina, “es una experiencia bella”.

“Nos mueve con mucho gozo que la Iglesia apueste a salir para dar respuesta a los problemas de la realidad”.

Agradeció a la Arquidiócesis de Yucatán, al arzobispo monseñor Gustavo Rodríguez Vega, y al padre Augusto Romero Sabido, párroco de Santa María de Guadalupe, “porque él dio la oficina con el deseo de que esto ayude al bienestar de las comunidades”.

“Se han involucrado empresarios, autoridades, hemos tenido contacto con otras personas, entonces ha sido muy grato”, agregó.

Por la paz

Su trabajo es mantener la paz en Mérida y Yucatán. “Para nadie es secreto que se viven circunstancias que nos llaman la atención en el tema de la violencia y requerimos ante todo responder como comunidad”, subrayó José Ricardo Marchand.

Remarcó que aunque éste es un proyecto se está generando desde la Iglesia “no está cerrado a la Iglesia, es decir, el proyecto lo que busca es trabajar con todos aquellos que quieran construir paz sin importar el credo, sin importar de dónde vienen, la idea es que todos podamos sumar, para que nuestras comunidades, ciudades, pueblos, estén en paz”.— CLAUDIA SIERRA MEDINA

Otras Noticias