Contenido Patrocinado

Carretillas elevadoras: máquinas de almacén multifuncionales 

Las carretillas elevadoras son vehículos especializados que se utilizan para mover y apilar cargas. Las horquillas son el principal cuerpo de trabajo de la carretilla elevadora: se trata de un par de tiras de metal macizas dobladas en ángulo recto. Durante el funcionamiento, las horquillas pueden subir hasta cierta altura, bajar e inclinarse. Las carretillas elevadoras son adecuadas para manipular cargas unitarias, como cajas, palés y varios contenedores especiales.

Usos de las carretillas elevadoras 

Las carretillas elevadoras —cuyas variedades se incluyen en el siguiente enlace: https://machineryline.mx/-/carretillas-elevadoras--c398, son la principal herramienta en la organización de procesos logísticos.

Las carretillas elevadoras participan en muchos procesos dentro del almacén, así como en otros entornos relacionados:

  • descarga desde la rampa;
  • admisión de mercancías;
  • transporte de mercancías al lugar de almacenamiento.

Se pueden utilizar varios tipos de carretillas elevadoras simultáneamente para organizar los procesos logísticos. Todo depende de las características específicas del almacén, la organización del flujo de trabajo (estacionalidad, número de turnos) y el tipo de sistema de estanterías utilizado.

Las carretillas elevadoras se usan activamente no solo en almacenes, sino también en todos aquellos lugares donde se observan flujos de carga intensivos, sobre todo en los casos en que se utilizan palés (plástico, madera o metal) para almacenar materiales. Las carretillas elevadoras se utilizan en agricultura, estaciones de ferrocarril, aeropuertos y terminales aduaneras. Estas son máquinas muy utilizadas en la construcción urbana y de carreteras, así como en talleres industriales.

El uso generalizado de carretillas elevadoras en almacenes y en lugares donde se realizan diversas operaciones con mercancías se explica por las siguientes ventajas:

  1. Versatilidad. El equipo se puede utilizar para trabajar con productos en piezas y materiales apilados en palés.
  2. Conveniente. La carretilla elevadora puede desplazarse largas distancias, lo cual es importante para los almacenes en general.
  3. Rentabilidad. Una carretilla elevadora en funcionamiento puede reemplazar a varias personas que estarían involucradas en las operaciones de carga y descarga, lo que supone un ahorro significativo de dinero.
  4. Maniobrabilidad. Se consigue gracias a las reducidas dimensiones del equipo y la ergonomía de su diseño.
  5. Eficiencia. A pesar de su pequeño tamaño, la carretilla elevadora tiene una gran potencia, que también se combina con un bajo consumo de combustible.
  6. Fiabilidad. La carretilla elevadora puede realizar tareas asignadas incluso en un sitio que no esté habilitado. Por ejemplo, sin dañar la carga, el automóvil puede subir o bajar una colina.

Clasificación de carretillas elevadoras 

La clasificación de las carretillas elevadoras se realiza según varios principios basados en sus características de diseño y características técnicas.

De acuerdo con la clasificación generalmente aceptada, se distinguen las siguientes clases de carretillas elevadoras.:

  1. 1.ª clase. Las carretillas elevadoras tienen dimensiones estándar y funcionan con baterías.
  2. 2.ª clase. Las carretillas elevadoras presentan un diseño y un posicionamiento de horquillas específicos. Esta clase incluye carretillas retráctiles y modelos con horquillas laterales.
  3. 3.ª clase. Transpaletas eléctricas y carretillas elevadoras manuales.
  4. 4.ª y 5.ª clases. Carretillas elevadoras con motor de combustión interna (diésel, gasolina). Estas máquinas se utilizan ampliamente en la industria de servicios públicos, la construcción y los almacenes.
  5. 6.ª clase. Transportadores de carga diseñados para trabajar en centros de almacenamiento.
  6. 7.ª clase. Modelos todoterreno con tracción total.

Las carretillas elevadoras están equipadas con motores diésel, gasolina o eléctricos. Los modelos con los dos primeros tipos de motores se utilizan para trabajar en áreas abiertas, debido a las emisiones nocivas. También se pueden usar en interiores por periodos cortos de tiempo, equipados con una potente ventilación.

Los motores diésel proporcionan equipos de alta potencia y capacidad de carga. Pero estos motores requieren un mantenimiento constante y reparaciones costosas. Además, son bastante ruidosos, aunque algunos fabricantes han podido solucionar este inconveniente en las carretillas elevadoras.

Un motor de gasolina presenta prácticamente la misma eficiencia que un motor diesel. Sin embargo, es menos económico y proporciona equipos con menor capacidad de carga. También existen modelos híbridos de carretillas elevadoras que pueden funcionar con gasolina y déesel, y gasolina y gas al mismo tiempo. El uso de motores de gas es beneficioso desde un punto de vista económico. También son más seguros en interiores.

Las carretillas elevadoras funcionan con baterías. Son adecuadas para operar en pequeños espacios cerrados, vagones o talleres. Las carretillas elevadoras con motor eléctrico son más seguras de usar, rentables y con bajos requisitos de mantenimiento. Una carga de batería es suficiente para entre 8 y 12 horas de funcionamiento continuo.

Según la configuración del tren de rodaje, las carretillas elevadoras se dividen en varias variedades:

  1. Triciclo. Su eje trasero consta de una o más ruedas, que se encuentran colocadas lo más cerca posible entre sí. Este diseño proporciona carretillas elevadoras con alta maniobrabilidad. Se puede implementar con un radio mínimo, lo que permitirá que la máquina funcione de manera efectiva en un espacio limitado. Sin embargo, tales modelos de carretillas elevadoras tienen baja estabilidad lateral, por lo que solo se pueden utilizar en superficies planas.
  2. Cuatro rodamientos. Estas carretillas elevadoras no tiene problemas de estabilidad, pero tiene una maniobra limitada. Estos modelos ofrecen excelentes indicadores de capacidad de carga y velocidad de movimiento.

Las carretillas elevadoras están equipadas con dos tipos de ruedas: sólidas o neumáticas. Las primeras destacan por una larga vida útil, ya que son resistentes a los pinchazos. Sin embargo, las ruedas neumáticas se caracterizan por una mejor absorción de impactos y son más adecuados para moverse en superficies irregulares.

Según el tipo de dispositivo de elevación, se distinguen los siguientes tipos de carretillas elevadoras:

  • frontal (el mecanismo de elevación se coloca al frente);
  • semirotativo (las horquillas están ubicadas en el costado del equipo especial);
  • multidireccional (movimiento en cuatro direcciones girando la rueda; se utiliza para trabajar con cargas largas).

Diseño de carretillas elevadoras 

Independientemente de las características técnicas, el diseño de las carretillas elevadoras es muy similar. La base de la máquina es el marco al que se unen otros mecanismos. Es este elemento el que asume la mayor parte de la carga durante la manipulación de la carga. En algunos modelos, el depósito de combustible y el depósito del sistema de refrigeración forman parte del chasis.

Para garantizar un funcionamiento seguro con cargas pesadas, la carretilla elevadora está equipada con un contrapeso, el cual se encuentra en la parte trasera de la unidad. El contrapeso asegura la estabilidad de la carretilla elevadora cuando se transportan materiales a una altura considerable y el centro de gravedad se desplaza. En las carretillas elevadoras eléctricas, el papel de este elemento lo realiza su batería de tracción.

Las carretillas elevadoras también tienen cabina, las cuales albergan el puesto de trabajo del operario con todos los controles necesarios. La cabina puede ser abierta o cerrada. En el segundo caso, dispone de aire acondicionado y calefacción. Esto permite que el operario de la carretilla eléctrica se sienta cómodo independientemente de las condiciones climáticas. La presencia de una cabina cerrada es un requisito previo para las carretillas elevadoras que funcionan en condiciones peligrosas. Para garantizar la seguridad del operario, hay una cerca especial, la cual forma parte de una cabina cerrada o abierta y protege al operario en caso de caída.

El mástil es un elemento estructural de cualquier carretilla elevadora que levanta y desciende materiales directamente. Se incorporan horquillas u otros equipos de elevación. Los mástiles pueden ser de una, dos y tres secciones. Este último tipo es capaz de levantar las cargas más pesadas y trabajar en almacenes con alturas de estantería de hasta 14 m.

Los mecanismos de elevación de las carretillas elevadoras se dividen en dos tipos:

  1. Estándar. Durante el funcionamiento, el mástil se eleva junto con las horquillas y otros equipos de elevación. Esta técnica proporciona al conductor u operario una buena visión general.
  2. Con libre circulación. Al utilizar la carretilla elevadora, el mástil permanece en su sitio y la carga se eleva en el carro a través de un cilindro de elevación instalado adicionalmente. Esta configuración de carretillas elevadoras es ideal para operar en áreas con espacio de trabajo limitado.

Los cilindros de inclinación, que forman parte del sistema hidráulico, están instalados en el marco y el mástil de la carretilla elevadora y proporcionan una inclinación de la estructura para una recepción más precisa de las cargas. El equipo de manejo de carga está instalado en el carro, básico o adicional. Este elemento estructural se instala en el mástil y se desplaza a lo largo del mismo con la ayuda de cojinetes, rieles y cadenas. Además, el movimiento del carro se puede producir con un cilindro hidráulico.

Las carretillas elevadoras están equipadas no solo con horquillas, sino también con otros accesorios, como bale, roll, side grip, pusher y otros.

A la hora de elegir carretilla elevadora, debe atender a su capacidad de carga, la altura de la pluma, el peso bruto y la potencia del motor. Es necesario tener en cuenta los requisitos para la maniobrabilidad de la carretilla elevadora, ya que esto determina los requisitos para su diseño. Una característica importante es el tipo de motor de la carretilla elevadora, puesto que determina las posibilidades de uso de la carretilla elevadora y su eficiencia.- (I.S.)

Otras Noticias