Imagen

La manipulación del lenguaje tiene grave repercusión

viernes, 20 de mayo de 2022 · 01:30

“Hay una modificación propositiva del lenguaje para confundir a las personas”, advirtió Sara Winter, activista brasileña provida y profamilia.

Como ejemplo, compartió que en Chile se aprobó una ley que indica que “en los proyectos de ley no debe escribirse ‘mujer’, se escribe ‘persona menstruante’, para no ofender a las personas que piensan que son mujeres pero son hombres”.

“Esto es un ejemplo de cómo se manipula el lenguaje. Manipulando el lenguaje se cambia todo el contexto de la naturaleza humana”, señaló al Diario.

El feminicidio

Otro ejemplo es el término “feminicidio”. “Homicidio viene de homo, que en latín significa persona, individuo, humano, hombre. El homicidio es el asesinato de personas, una mujer es una persona, entonces no hay la necesidad de llamarlo ‘feminicidio’”, consideró.

“Esto sirve para mostrar que la muerte de la mujer debe ser más impactante que la muerte de un hombre, quitando valor a la muerte de un hombre, lo cual no está bien porque somos iguales”, subrayó Sara Winter, quien esta noche ofrecerá la conferencia “Objetivos de una agenda global”, en el Foro Cine Colón, a las 7 p.m.

“Si se busca una igualdad entonces que seamos iguales”, resaltó.

Hoy, la activista tratará del impacto de las agendas globales en el lenguaje y el desarrollo de las personas.

Otro ejemplo que compartió fue el término “violencia de género”. “No existe ‘violencia de género’, existe violencia en contra de personas, en contra de los niños, en contra de la mujer, pero no existe ‘violencia de género’”.

“En cualquiera que sea el idioma, ‘género’ es una palabra utilizada para categorizar cosas —género musical, género literario—, pero no personas”.

“No necesitamos decir la palabra ‘género’ al referirse a una persona, para eso existe ‘femenino’ y ‘masculino’”.

“’Violencia de género’. ¿Qué significa? Es un término muy ambiguo artificialmente creado para confundir”.

Ante esos términos, Sara Winter recomendó estudiar su propio idioma. “Hoy día, las personas no saben hablar, no saben escribir, interpretar y reproducir un mensaje” y, añadió, “si no somos hábiles para comunicar y la comunicación es la transmisión de un mensaje, ¿cómo queremos salvar al mundo?”, planteó en entrevista.

“Lo primero que debemos hacer es estudiar el propio idioma para que no seamos engañados”. Pidió que cada quien haga su parte, “no se queden esperando a que alguien lo resuelva”.

Las marchas

Al preguntarle su opinión acerca de las constantes marchas que hay en el país, opinó que “la gente en México hace muchas marchas, conferencias, seminarios y talleres, pero no hace nada porque no hay estrategia”.

Por ejemplo, “se legalizará el aborto y deciden hacer una marcha ¿y para qué? No le dan seguimiento”.

“¿Cómo la marcha de las personas en la calle influye en la decisión de políticos? No se concreta una cosa con otra porque marchar en la calle nada tiene que ver con presionar a los políticos”.

Desde su punto de vista, “una marcha no sirve, es una acción práctica de difusión del problema, es para llamar la atención de la prensa y para que la comunidad de alrededor sepa lo que está pasando. Si el objetivo final es presionar a los políticos, la estrategia no es macha, es cabildeo”.

Alejandra Yáñez Rubio, directora de Conciencia y Derechos Humanos y colaboradora de Coparticipación en el Sureste, comentó que están comprometidos con “la formación de los valores, la defensa de los verdaderos derechos humamos, incluidos el derecho a la vida en toda etapa de desarrollo con la perspectiva de la familia”.

Al hablar de la activista invitada, la describió como “una persona muy inteligente, muy capacitada, su testimonio nos ha enamorado porque ella abogaba por tantas cosas, pero tuvo una situación de vida que le hizo ver lo errada que estaba y hoy es una de las grandes defensoras de la vida”.

“En Brasil la mantuvieron en arresto domiciliario durante un año por lo valiente que ha sido defendiendo sus convicciones: tenemos mucho que aprender de ella”, dijo.

El donativo para la conferencia de esta noche es de 200 pesos.

El sábado, Sara Winter ofrecerá un taller sobre militancia conservadora, de 10 a.m. a 3 p.m., en el predio 477 de la calle 31 entre 46, en la colonia Gonzalo Guerrero (a contraesquina de un restaurante). El donativo es de 300 pesos. El registro es en la página Boletopolis.com o al teléfono 2291-24-15-77.—CLAUDIA IVONNE SIERRA MEDINA

Otras Noticias