Imagen

Mario Maldonado Espinosa: Discurso y práctica

domingo, 22 de mayo de 2022 · 01:30

“¡Adelante milicia de Cristo por su reino en la Tierra luchad!” Iniciaba así el himno de la Acción Católica Mexicana (ACM).

El trabajo apostólico de los laicos en Yucatán no se puede entender sin la laborar que ha realizado la Unión Femenina Católica Mexicana (UFCM). Recuerdo bien a esas hermosas damas en la iglesia Catedral; muchas de ellas —entre las que se encontraba mi madre— vestidas impecablemente de blanco, con sus rostros llenos de espiritualidad y paz.

Ellas, las mujeres que han llevado el evangelio hasta los últimos rincones de Yucatán, venían de todas las parroquias, su encuentro era para celebrar el rito de la teseración. La teseración consistía en darle un documento que las acreditaba como miembros honorables de la asociación. No todos se teseraban, tendría que pasar un tiempo para adquirir el compromiso.

Las téseras eran salvoconductos militares para permitir el paso de personas por lugares o ciudades concretos, pero no tenían el valor de amistad y hospitalidad, para la UFCM era el salvo conducto acreditado para llevar el mensaje de Cristo a sus familias y comunidades.

Cómo olvidarlas a esas damas comprometidas con su comunidad y con los deberes ciudadanos. “Dios y patria. Restaurarlo todo en Cristo” es su lema.

De aniversario

La UFCM en Yucatán cumple 92 años de labor incasable en Yucatán. Habrá una misa de aniversario en la santa iglesia Catedral a cargo del monseñor Pedro Mena Díaz, obispo auxiliar de la diócesis de Yucatán, lugar en donde todos estos años se han concentrado para dar testimonio de su enorme e inquebrantable fe cristiana.

En el acta número uno del 22 de mayo 1930 destaca que se realizó una reunión en casa de la señora Julia Peón de Cámara (61, número 517) presidida por el presbítero licenciado D. Manuel Loría Rosado.

De acuerdo con la nueva organización de la ACM se adoptó el nombre de Unión Femenina Católica Mexicana (UFCM) y dirigieron un oficio al Ilmo. y Excmo. arzobispo Dr. Dn. Martín Trischler y Córdoba. Asumió la presidencia la señora Julia Peón de Cámara y su directiva la conformaron las damas Eloísa Patrón de Rosado, Margarita Torre de R., María Guerra de C., Eduviges Guillermo, Julia Cámara de Franco y Mercedes Martínez de F.

Ha tenido como presidentas diocesanas a mujeres entre las que destacan Sarita Mena de Correa, Isela Peraza de Castillo, Carmelita Espinosa, Reyna Chi, Socorrito Quijano de Piña, Beatriz Castillo de Villanueva, Beatriz Piña Quijano, Julia Montero Sáenz, María Jesús Ordóñez de García, Melba González Peraza, Teresita Bustillos V., Refugio Natividad Álvarez Caballero, María del Socorro Marrufo Ruiz y otras tantas virtuosas mujeres.

Están presentes en más de 10 parroquias de Mérida y en el interior del Estado en Baca, Chemax, Dzidzantún, Nacuché, Kini, Mocochá, Motul, Oxkutzcab, Seyé, Ticopó, Tekax, Ticul y Tixkokob.

Iniciaron formando sección de madres para recibir instrucción sobre moral cristiana para ellas, sus hijas y para la sociedad. Apoyaron la Casa Protectora de la Juventud Femenina. Gracias a esas mujeres de espíritu incansable, varias generaciones han recibido formación integral en los aspectos humano, religioso, social-político.

La presencia de la mujer en la Iglesia es el pilar y apoyo en las parroquias, que es donde realizan su labor. Para transformar los ambientes como la familia, la sociedad, en la política, en los centros de trabajo.

Pueden participar todas las que deseen resaltar a la mujer como hija, esposa y madre de familia, hacen una invitación a todas las mujeres yucatecas. Informes a los teléfonos 9993-01-63-42 y 9991-49-36-33. El Comité Diocesano está en la calle 57 número 494 por 56 y 58, Centro. Enhorabuena y muchas felicidades por esa titánica labor de casi cien años en Yucatán, a todas ellas nuestro agradecimiento y respeto filial.

Especialista en Derecho Parlamentario y Técnica Legislativa. mariomaldonadoe@gmail.com @mariomaldonadoe

Otras Noticias