Imagen

Las terapias de soporte, fundamentales

Ayudan a curar el cáncer y mejorar la calidad de vida
miércoles, 25 de mayo de 2022 · 00:00

PLAYA DEL CARMEN (EFE).— Las terapias de soporte que acompañan el tratamiento en pacientes oncológicos son fundamentales para curar y mejorar la calidad de vida, consideró ayer un especialista mexicano.

“Todo esquema de quimioterapia tiene terapia de soporte, porque el tratamiento puede causar destrucción (de las células) y hay que ayudar al paciente a recuperarse”, mencionó el oncólogo Fernando Pérez Zincer en el marco de la Cumbre de Excelencia Médica Amgen (CEMA) celebrada en el sureste mexicano.

Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), en la región de las Américas el cáncer es la segunda causa de muerte. Mientras que en el mundo se estima que 4 millones de personas fueron diagnosticadas en 2020 y 1.4 millones murieron por la dolencia.

En México el cáncer es la tercera causa de mortalidad y cada año pierden la vida aproximadamente 90,000 personas a causa de esta neoplasia, siendo las tumoraciones de más malignidad e incidencia las del cáncer de mama, próstata, cervicouterino, colon y pulmón.

Los tratamientos, dijo el también jefe del Grupo de Quimioterapia y Centro de Mezclas del Hospital Central Militar de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), son variados y van desde la quimio y radioterapia, hasta los más innovadores como la inmunoterapia y medicamentos biotecnológicos.

Aunque la mayoría de los tratamientos oncológicos en la actualidad están desarrollados para causar menos efectos adversos a los pacientes, Pérez Zincer destacó que las terapias pueden generar complicaciones en los pacientes. Entre ellas están daños a nivel inmunológico, hematológico, hepático, renal y óseo.

Ante ello, dijo, hoy existen medicamentos que ayudan a reemplazar la falla de órganos que ocasionan las terapias oncológicas.

Por ejemplo, cuando la quimioterapia destruye los glóbulos rojos causa anemia al paciente y “los medicamentos (ayudan) a que el paciente produzca glóbulos rojos y mejore de la anemia”, dijo.

Lo mismo sucede con las afectaciones óseas que causan fracturas, ocasionan la inmovilidad de los pacientes y afectan su calidad de vida.

Actualmente, enfatizó, estas terapias pueden aplicarse en casa, lo que evita que los pacientes deban trasladarse al hospital ante las afectaciones de los tratamientos contra el cáncer: “Así evito infecciones y baja de defensas, porque una infección en un paciente con cáncer le puede causar la muerte”.

El especialista reconoció que la pandemia por Covid-19, que ha dejado en México más de 5.7 millones de contagios y se acerca a las 325,000 muertes, complicó el panorama para los pacientes oncológicos, pero también dejó un aprendizaje en el abordaje del cáncer.

“Lo que queríamos era alejar al paciente del hospital y lo conseguimos al darle medicamentos que le ayudaban, por ejemplo, para la transfusión. Medicamentos que no estaban indicados para eso funcionaron muy bien”, reconoció.

Esto ayudó a evitar retrasos en el tratamiento, a no reducir las dosis de los medicamentos y tener a los pacientes el menor tiempo posible en el hospital.

Pérez Zincer dijo que el cáncer actualmente es una enfermedad curable, siempre y cuando se detecte de manera oportuna y se dé el tratamiento adecuado, que debe incluir terapias de soporte y un abordaje multidisciplinario.

“Podemos lograr que el cáncer se cure, pero debemos tener en cuenta estas condiciones”, zanjó.

Además, reconoció que el tema mental es clave. “La actitud del paciente es básica pero el apoyo del médico también y educar a los pacientes sobre la recompensa que tendrán las terapias para curar el cáncer y pueda vivir”, concluyó.

Otras Noticias