Imagen

Encuentran gran cabeza de mármol; sería parte de un naufragio de antes de Cristo

Sería parte de un naufragio del siglo I antes de Cristo
21/6/2022 · 01:30

ATENAS (EFE).— Un equipo europeo de arqueólogos y buzos halló una cabeza de mármol de grandes proporciones durante una investigación arqueológica subacuática en la zona del famoso naufragio de Anticitera, en el mar Egeo, de acuerdo con información del Ministerio de Cultura de Grecia en un comunicado.

Los investigadores identificaron la cabeza con un Hércules de tipo Farnesio y creen que podría pertenecer a la estatua sin cabeza 5742 del Museo Arqueológico Nacional de Atenas, cuyo hallazgo se produjo en el mismo naufragio en el año 1900.

Sorpresa en el hallazgo de la cabeza de mármol

El descubrimiento de la cabeza del semidiós no es la única sorpresa, pues se encontraron dos dientes humanos incrustados en una masa sólida con trazos de cobre, cuyo material genético podrá ser analizado para determinar el género y las características de la persona a la que pertenecieron.

También encontraron numerosos objetos pertenecientes al barco, como bronce, hierro, clavos y otras masas deformadas por el agua y la vida marina, cuyos secretos solamente podrán ser rastreados a través de una radiografía.

Para este proyecto enmarcado en el Plan Quinquenal 2021-2025, en el que participaron científicos griegos, italianos y suizos, fue necesaria la retirada de unas rocas que impedían trabajar en el lugar.

Las piezas fueron transportadas a las instalaciones del Eforato de Antigüedades Subacuáticas de Grecia para su correcta conservación.

La computadora más antigua del mundo

La zona marítima al sur del Peloponeso siempre ha sido una en la que grandes tempestades han causado cientos de naufragios desde la Edad Antigua. Entre esos hundimientos destaca el de Anticitera, el más importante hallado hasta la fecha.

Pero ese naufragio es famoso no por las numerosas estatuas y otros objetos arqueológicos extraídos, sino por un complejo artefacto: el mecanismo de Anticitera, descubierto en 1900 por buzos colectores de esponjas.

La máquina, construida en el siglo I antes de Cristo, es considerada la computadora más antigua del mundo por su complicado sistema de engranajes, capaz de predecir eclipses y otros fenómenos astrónomicos.

En un primer momento fue indescifrable debido a la falta de un tercio de los mecanismos del dispositivo, que fueron reconstruidos por la University College de Londres a través de rayos X y un método matemático de la Antigua Grecia.

Otras Noticias