Imagen

Giorgio Armani anhela una moda con refinamiento

martes, 21 de junio de 2022 · 01:30

MILÁN (AP).— Para el cuarto y último día de la Semana de la Moda de Milán, que presentó un adelanto de las tendencias masculinas para la primavera-verano de 2023, los diseñadores parecieron haber entendido la tarea.

Los atuendos fueron más apropiados al clima que los que se vieron el fin de semana; las altas temperaturas recordaron que en un ambiente cálido hay que vestirse en una forma relajada que se adapte a la elegancia y la diversión.

Contra la embestida del “streetwear” y la vestimenta informal, Giorgio Armani defendió la elegancia en todas las temporadas.

El diseñador de 87 años mezcló clásicos con repeticiones inusuales, tal como exige el mundo de la moda. Ofrecer elegancia es cada vez más un trabajo solitario.

“No sé cuándo sentiremos la pérdida del hombre que va por la vida con este refinamiento”, declaró el modisto luego del desfile.

Para su línea principal, Armani se centró en trajes informales y relajados para el día o la noche. Hubo movimiento en pantalones sueltos y chaquetas, pero también en estampados gráficos que daban efecto de olas.

“Es verdad que da gusto ver a un hombre bien vestido de traje. Pero también es bueno ver la evolución de la moda. Trae lo básico, siempre lo he hecho en mi vida. También es cierto que (el mercado) exige novedad”, admitió Armani.

En ese frente creó tops largos tipo túnica y chaquetas y camisas con un brillo rara vez visto en la moda masculina. Un foulard bien anudado sustituyó a una camisa bajo una chaqueta abierta. Una bufanda proporcionó un efecto de barrido sobre un traje blanco.

La paleta se basó en la combinación de blanco y azul marino, fundiéndose en tonos brillantes de azul y gris antes de explotar en combinaciones de púrpura, rosa y verde espuma de mar.

El calzado es una alpargata sin pretensiones, que sustituye al zapato deportivo. Las gorras no tenían ala, tanto mejor para mostrar la cara. “Aceptable. Creíble. Más segura”, resumió Armani su colección.

El diseñador Alessandro Michele se asoció con el cantante Harry Styles para realizar una colección que fusiona sastrería con alegría adolescente. La línea “HaHaHa” refleja la sensación de alegría y lleva las iniciales de ambos: Harry y Alessandro.

“En verdad, era más fácil para él jugar conmigo a crear ropa que para mí cantar con él”, bromeó Michele.

Harry Styles acababa de embarcarse en su carrera en solitario cuando Michele irrumpió en el mundo de la moda proponiendo una nueva era de vestimenta de género fluido, looks que inmediatamente atrajeron a Styles. Michele dijo que el cantante incorporó una de sus primeras piezas como director creativo de Gucci a su guardarropa cuando salía de One Direction.

La relación ha crecido a lo largo de los años y toma vuelo en frecuentes intercambios de inspiración por medio de WhatsApp.

“A veces, WhatsApp se convierte en un tablero de humor”, afirmó Michele. Aunque en edad se llevan dos décadas, han encontrado puntos en común en la moda: Michele asegura que Styles restauró una especie de júbilo adolescente, mientras que Styles ha madurado y producido piezas más entalladas.

El dúo creó una serie de estampados en bloque sobre guinga, con la mascota de la colección, un oso de peluche gruñón, así como una ardilla y una combinación de oveja y cereza. Gucci diseñó sacos a medida a partir de los estampados y los combinó con coloridos pantalones anchos o mezclilla desgastada. Los estampados se repiten en pijamas, mientras que los parches inyectan fantasía en prendas de punto o en una camiseta sin mangas blanca acanalada. Los accesorios incluyen un Jackie Bag más moderno cubierto con ojales.

“Es un gran cumplido para mí que se confunda con vintage”, afirmó Michele. “Vintage significa bien hecho”.

 

Otras Noticias