Imagen

Margarita Diaz Rubio: Sociedad y justicia

21/6/2022 · 01:30

“Los hombres construimos demasiados muros y no suficientes puentes” (Isaac Newton)

La sociedad, según el Diccionario de la Lengua Española, es un conjunto de seres humanos que conviven y se relacionan dentro de un mismo ámbito cultural del grado que sea.

Pensamos que también es un grupo de gente que vive junta bajo ciertas reglas que tienen por objeto la conservación y la felicidad común y que todo ello es posible si existe entre ellos la virtud social que es la justicia, cuya fácil definición sería: “No hagas a otro lo que no quieres que te hagan”. Este axioma acoge bajo su sombra virtudes como podrían ser la caridad, generosidad, humanidad, amor a la patria y amor al prójimo.

Tenemos ante nuestra vista un bello párrafo escrito por el filósofo chino Siun Tseu en el siglo III antes de Cristo: “ Si los individuos no se ayudan entre sí, viven en la pobreza; si la sociedad no reconoce los derechos del individuo, se producen conflictos. La pobreza crea angustia y los conflictos engendran la desgracia. Para mitigar la angustia y eliminar los conflictos lo mejor es instituir una sociedad que reconozca claramente los derechos del individuo”.

Entre los muchos nombres que posee la infelicidad en este mundo es el de la injusticia, siendo que la verdadera dicha y bienestar consiste en que cada hombre dé al otro lo que a éste le corresponde. Es triste que se le quite a la persona lo que es suyo, no por terremoto, fuego o por alguna desgracia, sino por el mismo hombre.

Los temas de la violencia, la igualdad de derechos del hombre y la mujer, los crímenes de guerra, la responsabilidad en el caso de una orden injusta, el derecho de oponer resistencia a la autoridad ilegítima, los conflictos familiares, las huelgas, la pena de muerte, la guerra “justa” y tantos conceptos más que son actuales y de gran controversia... todos ellos se encuentran relacionados con la justicia.

Si no reconocemos la personalidad del ser humano en su íntegra realidad desaparece la posibilidad de ejercer la justicia, así como desaparece la posibilidad de una sociedad feliz.

Presidenta del Patronato Pro Historia Peninsular de Yucatán, A.C.

 

Otras Noticias