Imagen

Givenchy propone otro hombre

Sus diseños para caballero tienen tintes urbanos
23/6/2022 · 01:30

PARÍS (EFE).— La histórica casa Givenchy confirmó ayer su apertura a un nuevo universo, más sombrío, gótico y con fuertes tintes urbanos, en la primera colección íntegramente masculina que presenta su nuevo director creativo, el estadounidense Matthew Williams, en la pasarela de París.

La cita tuvo lugar en la Escuela Militar, con la Torre Eiffel de fondo. En el jardín, Williams instaló una plataforma con un cubo en el centro, totalmente blanca e inundada de agua.

El modisto se aseguró así de que los zapatos se llevaran buena parte de la atención y había una razón para ello: el empleo del calzado deportivo con aire espacial Givenchy TK-MX, en verde y violeta con un llamativo talón en forma de esfera.

La marca, que pertenece al conglomerado LVMH, adoptó en 2021 el nuevo giro, alejándose de la elegancia minimalista que proponía la inglesa Clare Waight-Keller y adentrándose en el universo del lujo urbano que copia las tendencias más callejeras y marginales, como lo demuestra la incorporación de pantalones rasgados y chaquetas deshilachadas.

La colección se abrió con combinaciones de básicos, como pantalones de mezclilla caídos y camisetas de algodón blancas, antes de ceder lugar a las sudaderas y pantalones jogger en colores flúor, chalecos vaqueros sin mangas, conjuntos de camisa y pantalón tipo pijama y, sobre todo, accesorios pensados para conquistar el mercado: botas militares de goma, gorras y riñoneras.

El nombre de la marca se repitió en la mayoría de las prendas, sobre todo en bolsos que parecen ser de compras, pero también en pantalones, imitando los clásicos modelos de Adidas con rayas.

La prenda más llamativa fue el pasamontañas en verde pistache, violeta y blanco, una apuesta constante en la pasarela de Givenchy para la primavera-verano 2023.

Williams, quien en 2015 creó su marca 1017 Alyx 9SM, procede del entorno de raperos como Kanye West y ha colaborado con otros referentes del estilo urbano como Virgil Abloh, fallecido el año pasado a los 41 años.

Y mientras Givenchy desvelaba la figura de su nuevo hombre, la firma Hed Mayner revisaba sus siluetas dramáticas de hombros exageradamente anchos en tejidos lujosos y prendas de fondo de armario modernizadas.

La línea de ayer fue mucho más rústica, con una apuesta por el algodón blanco troquelado, como si se tratara de fundas de almohada.

El estilo se combinó con pantalones tipo cargo, chaquetas militares, suéteres de lino y parkas gigantescas.

Mayner introdujo algunos estilismos de mujer, aunque un tanto unisex, como un conjunto de pantalón y chamarra de mezclilla, y trajes de saco con falda en rayas diplomáticas, que llevaron también los hombres.

Las faldas pantalón se mostraron en negro con camisas vaqueras y suéteres.

La Semana de la Moda Hombre de París, que comenzó el martes pasado y concluye este domingo, demuestra que los diseños para caballero son cada vez más inventivos y dejan espacio al juego y la imaginación.

Así se vio también en el desfile del belga Walter van Beirendonck, uno de los pesos pesados entre los diseñadores alternativos, que pareció crear un estilismo futurista, apto para una película de ciencia ficción. Abrigos dorados, trajes brillantes y gabardinas blancas con volantes destacaron sobre faldas estilo uniforme escolar y chalecos extragrandes. Como accesorios, lentes de buzo y gorras tipo casco.

 

Otras Noticias