in

Alejandro Lemus intentará hazaña en el cenote Ucil

Alejandro Lemus intentará romper un récord en el cenote de Ucil

El mexicano Alejandro Lemus intentará romper el récord mundial de profundidad en agua dulce de apnea en una serie de inmersiones que realizará en el cenote Ucil de Cenotillo.

Esto significa que el deportista se sumergirá sin fuentes de aire a una profundidad de 90 metros si desea romper el récord mundial impuesto apenas en septiembre pasado y que fue de 80 metros.

Lemus, quien desde 2004 incursionó como “freediver” profesional, buscará romper tres récords mundiales en la categoría de agua dulce en tres modalidades: monoaleta, bialeta y sin aleta.

El mexicano hará las inmersiones los días 23, 24 y 25 de este mes en el cenote Ucil, de Cenotillo, el cual tiene 95 metros de profundidad.

Para tener una idea del descenso que hará, los 90 metros equivalen a la mitad de la torre Latinoamericana de Ciudad de México, o dos veces la altura de la Catedral de Mérida, explica Ana Laura Barradas, de ACM Consulting Group, quien se encuentra a cargo de la difusión del evento, el cual marcará un precedente en el Estado, pues será la primera vez que un “freediver” intente romper un récord mundial de apnea en agua dulce en territorio yucateco.

La disciplina

Esta disciplina subacuática consiste en descender en el agua sin fuentes de aire, de manera que Alejandro Lemus deberá nadar los 90 metros para romper el récord con una sola respiración.

De acuerdo al protocolo establecido para estos récords, deberá bajar hasta la profundidad antes citada, tomar el marcador que indica el metraje, poner una cámara para que los jueces puedan documentar el descenso y subir, lo cual hará en aproximadamente siete minutos, es decir una vez sumergido en el agua, mantendrá la respiración por siete minutos o quizá un poco más hasta que ascienda y salga a la superficie.

Es una prueba compleja que requiere de mucha concentración y entrenamiento, así como del respaldo de un equipo de trabajo. De ahí que cada uno de los tres récords que intentará romper se harán uno por día.

La institución que avalará el récord mundial es el Comité Mundial de Actividades Subacuáticas (CMAS), que tuvo como primer presidente a Jacques Cousteau.

Respecto a la elección del cenote Ucil para realizar el descenso, Ana Laura comparte que Alejandro, originario de Ciudad de México, vive en Valladolid y desde hace varios años abrió una escuela de apnea.

Como parte de su labor se ha dedicado a explorar y mapear los cenotes profundos que pueden servir para practicar esta disciplina, y así fue como encontró dicho cenote, donde desde hace unos cuatro años realiza una competencia internacional llamada Xibalbá. Por la pandemia en 2020 no se realizó, pero ya está programada la de 2021 que pretenden sea del 1 al 6 de abril.

Lemus, además de ser un gran impulsor del buceo y la sumersión sin fuentes de aire, mantiene una filosofía que se enfoca en el cuidado del patrimonio ambiental de la región. A través del deporte impulsa el cuidado de los cenotes, que no se tire basura en estos sitios e involucra a los habitantes para que se apropien de estos espacios, los sientan suyos y los cuiden.

Por ello durante los días en los que intentará romper el récord mundial de apnea en agua dulce, con apoyo de la asociación Centinelas del Agua, brindará capacitación ambiental a funcionarios del Ayuntamiento de Cenotillo así como a líderes de grupos y de la comunidad y maestros, entre otros, para que los conocimientos que reciban en el taller sean transmitidos a toda la comunidad.— Iris Ceballos Alvarado

El Papa tiene cita para ser vacunado

La semana hace 50 años: Víctor Cervera, alcalde de Mérida