in

Artistas piden al Fonca no retirar las oportunidades

dd

Abogan por apoyos

En una carta que circula en todo el país, artistas y gestores culturales, entre los que se encuentran Lourdes Luna Aranda, directora de Créssida Danza, y Raquel Araujo Madera, del teatro La Rendija, acusan a las autoridades federales de querer destruir el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca).

El problema surgió con el anuncio de Mario Bellatin, director del Fonca, de querer reestructurar el fondo, a lo que siguieron otras situaciones, como la cancelación del Encuentro de Jóvenes Creadores y el aplazamiento de la publicación de resultados del Programa de Apoyo a Grupos Artísticos y Profesionales de Artes Escénicas “México en Escena”.

La bailarina y coreógrafa Diana Bayardo, quien ha recibido apoyo del Fonca dentro de Creadores Jóvenes y Creadores Escénicos con coinversión, lamentó que no se haya realizado el encuentro de jóvenes. “Creo que es contradictorio que se proponga apoyar a los jóvenes pero se les quita apoyo. Eso es lamentable, creo que en lugar de desaparecer debería mejorarse”.

Por el lado de Creadores Escénicos, Diana aseguró que los estímulos le han servido tanto para impulsar su carrera como para darle trabajo a un equipo. En cuanto a las afirmaciones de que el programa no funciona, consideró que tal vez sí hay artistas que no cumplen o hay desvíos de fondos. “Habrá quienes tengan malas prácticas, pero lo más importante es que tenemos que seguir luchando por espacios ya ganados”.

Por su parte, el bailarín Gervasio Cetto, igual beneficiado por el Fonca, opinó que “más que reestructurar, lo que hace falta es subir los presupuestos, que se amplíen los programas y que haya una mayor diversidad de programas que permita atender los nuevos sectores que van surgiendo”.

Mala percepción

Añadió que las instancias y la sociedad deberían tener cuidado cuando se ataca un esquema que ha provocado que pocos puedan acceder a la producción artística y arrancar una empresa cultural. Lo triste, dijo, es que con todos los señalamientos “la sociedad empiece a pensar que los artistas somos vividores del erario. Me parece grave que el gobierno, queriendo o no, coloque ese tipo de discursos en lo social, es triste, pero la verdad la precariedad en el gremio es grande”.

El coreógrafo Cristóbal Ocaña, quien en cuatro ocasiones ha recibido apoyos del Fonca gracias a lo cual llevó su trabajo a Sudamérica, consideró que “el Fonca no es un institución que esté obligada a dar apoyo constante o para siempre a algunos creadores artísticos”.

“Lo que me llama la atención es que quienes están manifestando su opinión es gente que ha tenido el fondo los dos o tres últimos sexenios de manera consecutiva”, subrayó el bailarín, tras considerar que muchos de los que levantan la voz son creadores artísticos que reciben millones de pesos pero no se les ve el producto.

Coincidió con Mario Bellatin respecto a la necesidad de hacer una reingeniería desde lo más profundo del Fonca. “Me parece que todos deberíamos trabajar para apoyar una nueva estructura, una nueva posibilidad de poder llegar a muchos otros creadores que hablen otomí o zapoteco y que no tienen los millones que reciben la gran mayoría de los que están firmando”.

Bryant Caballero, director del Centro Cultural Tapanco y cuyo colectivo también ha recibido apoyo del Fonca, reconoció que el panorama es complejo, pues por un lado está la invitación a tener más injerencia contrario a administraciones pasadas, pero por otro está el hecho de que la institución (el Fonca) “no ha operado del todo asertivamente”.

“Entiendo que el gobierno ha tenido como gran vocación la limpieza de la corrupción y desde luego el Fonca, Inba y la Secretaría de Cultura no escapan a ella. El Fonca me parece ejemplar en los aspectos de transparencia”, indicó aunque admitió que la instancia sí es clasista, elitista y centralista.

Añadió que todos los recursos se crean con base en comités ciudadanos. “Yo no conozco una instancia que tenga este nivel de participación ciudadana y de transparencia y eso que la comunidad es muy ‘perra’, muy agresiva en cuanto a los resultados que pudiera otorgar”.

En cuanto a la carta, Bryant señaló que la estrategia parece equivocada, pues al estar firmada únicamente por 25 personas parece darle la razón a la institución de que son pocos los beneficiados. Para él, lo más adecuado que deben hacer los artistas es evidenciar y poner al alcance de la opinión pública los resultados de sus proyectos y sobre todo la idea de que no son individuales sino colectivos y que el beneficio no se queda en las manos de un artista.— Jorge Iván Canul Ek

Fallece el exfutbolista Coutinho, el mejor compañero de Pelé

Cartón de Tony: Adictos a consultar