in

Astronauta estadounidense recibe la Orden a la Valentía rusa

El astronauta de la NASA Nick Hague

Premian su coraje en un accidente espacial

MOSCÚ (EFE).— Rusia entregó ayer la Orden a la Valentía al astronauta estadounidense Nick Hague, concedida por el presidente Vladímir Putin hace dos meses, por el coraje mostrado durante el accidentado lanzamiento de la nave Soyuz MS-10 en octubre de 2018.

“Nick, esto es un premio que usted ha merecido”, dijo el director de la agencia espacial rusa Roscosmos, Dmitri Rogozin, encargado de la ceremonia de condecoración.

La decisión de otorgar la Orden a la Valentía al astronauta estadounidense fue tomada por Putin por “la valentía y la alta profesionalidad demostradas” por Hague durante el desarrollo de su labor “en medio de crecientes riesgos para su vida cuando ocurrió una situación de emergencia en el cosmódromo de Baikonur”, en la estepa kazaja.

En octubre de 2018, Hague y el cosmonauta Alexéi Ovchinin sufrieron un lanzamiento accidentado debido a un fallo en el cohete Soyuz FG que les iba a impulsar hacia el espacio.

Solo dos minutos después del lanzamiento desde el cosmódromo de Baikonur tuvieron que abortar la operación. Ambos salieron ilesos del accidente gracias a un sistema de salvamento del cohete, que eyectó la cápsula recuperable de la nave MS-10.

El accidente fue el primero de una nave tripulada rusa en 35 años.

El fallo en el cohete fue provocado por un sensor que quedó deformado durante el proceso de ensamblaje y que es clave en la separación de la primera y segunda fase.

Finalmente Hague y Ovchinin pudieron viajar a la Estación Espacial Internacional (EEI) en marzo pasado. Regresaron a Tierra este octubre, tras haber pasado 203 días en la plataforma orbital.

Más detalles

Rusia entregó ayer la Orden a la Valentía al astronauta estadounidense Nick Hague

Monumento

La agencia espacial rusa inauguró además este lunes un monumento en su territorio para conmemorar la salvación de la tripulación de la Soyuz accidentada.

Representación

La pieza está representada por la cápsula recuperable de la nave espacial que fue colocada sobre un pedestal de granito de 8.2 metros y va acompañada de una placa explicativa.

Síguenos en Google Noticias

“Se convirtió en un botín”

Cartón de Tony: El Cortacaminos