in

Benito Taibo inicia una nueva trilogía

Benito Taibo habla de su nueva novela

Benito Taibo se embarca en una trama fantástica

Ante la competencia del mundo actual, en el que la literatura no está exenta de la necesidad de innovar, surge en México una nueva corriente de libros juveniles que buscan hacer frente a historias como “Los juegos del hambre” y “Maze Runner”, entre otros.

En ese marco se encuentra “Camino a Sognum” (Planeta, 2018), de Benito Taibo, que marca el inicio de una trilogía fantástica en la que “tres adolescentes buscan recuperar el destino que les han robado. Un matemático tratará de encontrar a la Intocable que lo condenó a muerte. Un mercenario llevará al cabo una última misión mortal (…) Una joven mantiene dormido a un ejército de guerreros”.

La facilidad con la que Taibo suele hilvanar sus historias es una característica de esta primera entrega, en la que el lector incluso podrá darse el lujo de decidir cuál de las tramas es su favorita, aunque el destino de los personajes sea tomar el mismo “camino a Sognum”.

Resulta indudable la capacidad de Taibo, un ferviente promotor de la lectura en México, de mantener un espíritu joven que continúa captando la atención de adolescentes, jóvenes adultos y adultos mayores.

No obstante, si algo habría que reprocharle al autor —cosa que más de uno le ha insistido en sus intervenciones en diversas ferias de libros— es la brevedad de sus novelas, en especial porque no dejan de ser un sube y baja de emociones, que provoca que las hojas corran deprisa ante los ojos de su lector.

Pasajes para el alma

El espíritu joven y poeta de Benito Taibo continúa presente en este libro juvenil.

No es secreto las múltiples citas que libros como “Persona normal” (2011), “Cómplices” (2015) y “Corazonadas” (2016), entre otros, han regalado a los ciudadanos de la Democrática República de los Lectores (como suele identificar a todos aquellos que atesoran un libro). Un ejemplo cercano son esos jóvenes que asisten a sus conferencias en la Feria Internacional de la Lectura Yucatán (Filey), con sus libros llenos de post-it.

Para muestra, un botón: “En su pueblo, siendo un niño, Azur Banná escuchó decir a un viejo sabio que las historias de amor sólo suceden en el presente (…) El presente significa, ahora lo sabe, el momento en que se está viviendo la historia de amor, ni antes, ni después” (Taibo, 2018).

En la espera

Toca esperar un año más para conocer el destino de sus personajes, a los que Taibo deja fluir en libertad para que encuentren su propio camino, según comparte en diversas entrevistas. Hasta entonces es el turno de sus lectores de aplicar las dinámicas que dejaron historias como “Harry Potter” o “Los juegos del hambre” y crear hipótesis alrededor de esta historia.— Cecilia Noemí Domínguez Montañez, noemi.dominguez@megamedia.com.mx

 

Policía en corto

“Pésimo” domingo en Progreso por culpa de Xmatkuil