in

Bioética, al alcance de toda la gente

Foto: Megamedia

Hablemos de Bioética

En este nuevo espacio abierto para todos los lectores trataremos de asomarnos al fascinante mundo de la Bioética, la relación entre la medicina y los valores humanos y cristianos. Bioética es la reflexión sobre la ética de la vida en general, pero especialmente de la vida humana, es decir de la persona humana que vive. En la Bioética su pueden distinguir tres momentos diferentes:

1.— La Bioética General trata los fundamentos éticos, sobre los valores y principios originarios de la ética médica.

2.— La Bioética Específica analiza los grandes problemas, abordados desde un punto de vista general, tanto en el terreno médico como en el biológico (estatuto del embrión humano, el aborto, diagnóstico prenatal, clonación, la regulación de la natalidad, reproducción asistida, manipulación genética, ingeniería genética, eugenesia, eutanasia, trasplantes de órganos, la experimentación sobre el hombre en especial farmacológica, la relación del personal sanitario y el paciente, el hombre y el medio ambiente (ecología), la leyes de los estados que hacen referencia a estos temas, etcétera).

3.— La Bioética Clínica examina en la practica médica concreta y en el caso clínico, los valores que están en juego o los medios correctos para no modificar estos valores.

Su origen

La Bioética no es una disciplina que ha surgido en esta nuestra época sino que encuentra sus orígenes en antiguas tradiciones.

La tradición cristiana ha influido directamente en la formación de la Bioética. En la tradición cristiana se encuentran elementos que fecundan el terreno para dar frutos éticos que se fundan en la dignidad de cada hombre que es creado directamente por Dios a su imagen y semejanza y que ha sido redimido por Cristo. Estos elementos son:

El concepto de dignidad e igualdad de todos los hombres. El mensaje de la caridad desinteresada, de disposición a donarse por los otros. El concepto de persona cristiana, que habiendo nacido entre los griegos fue e el cristianismo donde tomo su acepción. La realidad del hombre como cuerpo y espíritu en unidad sustancial. La sacralidad de la vida, que es creada de Dios, porque está el espíritu de Dios, es imagen y semejanza de Dios. La concepción de la medicina como diaconía, servicio, teniendo como modelo a Jesús médico de alma y cuerpo.

Hay diversas propuestas vagas para definir la Bioética, entre las que destacan dos principalmente:

Enciclopedia of Bioethics: Es el estudio sistemático de la conducta humana en el ámbito de las ciencias de la vida y de la salud, analizada a la luz de valores y principios morales.

En cuanto estudio sistemático es una ciencia; su objeto material es la conducta humana; su objeto formal es el ámbito de las ciencias de la vida y de la salud; por último su método es que se examina por los valores y principios morales.

Elio Sgreccia, quien fue un cardenal italiano y presidente de la Academia Pontificia para la Vida, la define como la parte de la filosofía moral que considera la licitud o ilicitud de las intervenciones sobre la vida del hombre, y especialmente de las intervenciones relacionadas con la práctica y el desarrollo de las ciencias médicas biológicas”.— Presbítero Alejandro Álvarez Gallegos, profesor de Bioética del Seminario Conciliar de Yucatán

 

Síguenos en Google Noticias

República al día

Niñas, víctimas de feminicidio