in

Boston’s, con estrictos controles sanitarios

Foto: Megamedia

Un espacio para liberar el estrés del confinamiento

Desde hace dos semanas, con apego a los parámetros de las autoridades sanitarias nacionales, locales y municipales, los restaurantes Boston’s que operan en Mérida ya ofrecen servicio de comedor, en un esfuerzo por brindar a sus clientes todas las medidas de seguridad e higiene que demanda el proceso de vuelta a la “nueva normalidad”

Mario García Hurtado, gerente de operaciones de esta franquicia en la entidad y encargado del proceso de vuelta a la “nueva normalidad” en el establecimiento, explicó que al abrir sus puertas al servicio de comedor, estos restaurantes ofrecen al público un espacio cómodo y seguro de sano esparcimiento y convivencia.

Un espacio ideal para relajar las tensiones derivadas de un largo confinamiento debido a la emergencia sanitaria por el Covid-19 que motivó la cuarentena, las restricciones a la movilidad y el cierre de establecimientos no esenciales.

“Hay varias cosas que deben adecuarse a la ‘nueva normalidad’ para operar nuestro servicio de comedor”, explicó en entrevista.

“El personal, todos nuestros colaboradores tuvieron que entrar a un proceso de capacitación que les permita realizar su labor bajo ciertas normas de seguridad de higiene: qué hacer, cómo hacerlo, cada cuenta, etc. De igual modo el personal debe pasar por protocolos que nos permitan garantizar que se encuentra en condiciones de salud óptimas para laborar y debe dotarse de implementos especiales como cubrebocas personalizados de doble capa, micas de protección para el rostro, guantes para quienes operan dinero, etc”.

“El local también tiene cambios muy importantes en el interior. De entrada, el 30% del mobiliario fue retirado de los establecimientos, se dispuso de una nueva señalética para la operación de los espacios y, para garantizar una sana distancia, el aforo máximo del lugar será sólo del 25% de su capacidad”.

“En el caso de la preparación de los alimentos, tradicionalmente las cocinas de los restaurantes Boston’s se rigen bajo estrictas normas de operación, de modo que han sido mínimos los detalles que han sido señalados por las autoridades, mismos que han sido atendidos y reforzados para garantizar la máxima higiene en los platillos que servimos”

“El público que acude a los restaurantes Boston’s se apega al protocolo sanitario: sana distancia, toma de temperatura, uso de cubrebocas, gel antibacterial y tapete sanitizante para el calzado”.

Por disposición oficial no se permiten niños y/o adultos mayores en comedores de restaurantes, en éste sentido el entrevistado explicó que hasta ahora no han tenido problema con esta normatividad, toda vez que los clientes han mostrado un gran sentido de responsabilidad social al no permitirse acompañar de personas cuya edad los hace vulnerables al contagio.

Otro detalle que está marcando la diferencia en Boston’s es la implementación de menús físicos de un solo uso, las cartas fueron sustituidas por esta modalidad de menú que una vez utilizado se desecha, pero además existe la posibilidad de ordenar mediante el sistema de códigos QR.

Además, cada 20 minutos, a la señal de una “chicharra” en el sonido ambiental, se inicia un proceso de desinfección y sanitización de mesas, barandales, puertas, sillas, pisos, etc.

El entrevistado informó que desde los inicios de la emergencia sanitaria, los restaurantes Boston’s implementaron el servicio a domicilio o de “Pick Up” (ordenar y recoger) lo que les ha permitido seguir operando con el amplio menú que le caracteriza; de hecho ese mismo menú se presenta sin cambios, con ofertas y promociones como pizzas seleccionadas por $199.

El horario de servicio en comedor es de 12 del día a 10 de la noche de lunes a viernes. Además, toda la semana hay servicio a domicilio y “Pick Up”. Para poder asistir es deseable hacerlo previa reservación y confirmación. Emanuel Rincón Becerra.

 

''Ver más teatro para aprender''

Cartón de Tony: En su lodo