in

Brilla la magia circense

La reina del Club Campestre

Encabeza el baile precarnavalesco Aranza Ceballos

La fantasía, el ilusionismo y la magia se apoderaron del Gran Salón “José Trinidad Molina Castellanos” del Club Campestre, en un vistoso espectáculo encabezado por la reina de la sociedad, Aranza Ceballos Anchustegui, quien “se convirtió en una fuerza etérea para unir los poderes mágicos existentes”.

Ritmo, baile y acrobacia predominaron en la velada, efectuada anteanoche, en la que la reina Aranza I presentó el espectáculo “Enigma, The Show”, como parte del tradicional baile precarnavalesco del Campestre.

El Gran Salón se convirtió en una gran carpa emulando la época dorada de los shows circenses: al llegar al recinto, las figuras de un elefante y una jirafa daban la bienvenida a los asistentes; y al entrar al lobby, una taquilla y una marquesina con carteles anunciaban el espectáculo.

Un puesto de palomitas a la usanza de los circos de antaño formó también parte de la decoración en el vestíbulo, mientras que el salón se llenó de telas, a manera de las grandes carpas, en tonos dorado, negro y rojo, y tiras al estilo de pasacalles en negro y dorado.

El escenario contó con varios niveles y escaleras, que a lo largo del espectáculo fueron ocupadas por los 140 bailarines que integraron la comparsa de la reina, quien bailó acompañada del joven Carlos Correa Solís.

Un enorme telón de fondo se colocó en el escenario y a los costados había elementos geométricos.

El espectáculo de la reina comenzó minutos antes de las 11 de la noche, con acróbatas que utilizaron aros y sus propios cuerpos como elementos de trabajo, mientras que de un cubo gigante colocado al pie de las escaleras que dan acceso al salón emergía la reina con un atuendo en tonos negro y dorado y botas, personificando a “la magia” del show.

Inspirado en la cinta “The Greatest Showman”, el espectáculo incluyó vistosos números coreográficos y música alusiva a la película, pero también ritmos latinos y urbanos, con temas como “Adrenalina” de Wisin, Jennifer López y Ricky Martín, “Scooby Doo papa” de Dj Cobra, “Baila, baila” de Chayanne y hasta “Conga” de Gloria Estefan, todos con arreglos modernos.

El baile estuvo integrado por tres actos: en el primero, la reina trata de dominar las magias existentes del firmamento, pero se da cuenta que no es tarea fácil y requiere de la ayuda de otros magos; en el segundo acto, con el apoyo solicitado Aranza se convierte en una paloma mágica, símbolo del ilusionismo, y bajo esta figura busca la unificación definitiva de todas las magias.

En esta segunda parte, la soberana lució un traje blanco con aplicaciones plateadas y plumas, así como un elegante penacho.

Para el tercer acto, en el que se transforma en la magia etérea y logra unificar las fuerzas mágicas del universo, vistió un traje de fantasía en azul y dorado con aplicaciones de colores en el torso, que para el gran final complementó con una larga falda de transparencias y capa en tono azul y brillos.

La comparsa que la acompañó, integrada por 70 mujeres y 70 varones, lució en el caso de las jóvenes trajes de fantasía de diversos diseños y colores, y ellos vistieron como magos, con grandes capas, bastones y sombreros de copa.

Las coreografías del baile estuvieron a cargo de Lourdes López Martín de Burillo, ex reina del Campestre, y Ana Alicia López Martín de Molina, y como asistentes Andrea Gamboa León y Paola Sahuí López.

El vestuario fue creado por María Leonor del Carmen Ribas de López, Mariana López Ribas de Trujeque y Cecilia López Ribas.

La escenografía y decoración del Gran Salón correspondió a Bakú diseños de eventos.

Al baile precarnavalesco asistieron 1,400 personas.— Iris Ceballos Alvarado

Solo cinco dueños recuperaron sus motos en Ticul

”Chispa” se va de los Tigres