in

Caminata espacial de 5 horas

Los cosmonautas Serguéi Rízhikov y Serguéi Kud-Sverchkov

Cosmonautas dan mantenimiento a Estación Espacial

MOSCÚ (EFE).— Los cosmonautas rusos Serguéi Rízhikov y Serguéi Kud-Sverchkov iniciaron ayer una caminata espacial de cinco horas y media de duración para trabajar en el exterior de la Estación Espacial Internacional (EEI).

“La particularidad de esta caminata radica en que se realizarán a la vez trabajos de mantenimiento, experimentos técnicos y la preparación de la EEI para recibir el nuevo módulo multifuncional de investigaciones Naúka”, dijo Rízhikov minutos antes de salir al espacio.

El cosmonauta afirmó sentirse emocionado de trabajar “de modo autónomo en el espacio, en esas naves espaciales en miniatura que son las escafandras Orlán MKS”.

Los cosmonautas abrieron la compuerta a las 18:12 horas de Moscú, con un retraso de 40 minutos, y salieron al exterior a las 19:07 horas.

Los cosmonautas comprobaron durante su caminata, la número 47 del segmento ruso, el estado de hermetismo de la esclusa de salida del módulo de investigación Poisk 2, sustituyeron un panel del regulador de flujo de líquido en el bloque de carga Zariá y limpiaron la ventana número 8 del módulo de servicio Zvezdá.

También efectuaron trabajos bajo el programa de investigación científica, trasladaron una antena desde el módulo Pirs al Poisk y cambiaron la posición de sensores del aparato que controla la presión y la contaminación que se encuentra instalado en el Poisk.

La caminata de los cosmonautas fue la primera que se llevó al cabo a través del módulo Poisk.

La actual tripulación de la EEI llevará al cabo dos caminatas espaciales.

La segunda se centrará en la recepción de un nuevo laboratorio multifuncional, el “Naúka” (“Ciencia”), que será enviado a la EEI en abril de 2021.

La última vez que cosmonautas rusos hicieron una caminata espacial fue en mayo de 2019, cuando Oleg Kononenko y Alexéi Ovchinin estuvieron seis horas fuera de la plataforma espacial.

 

Pierde el apoyo de los republicanos

Cartón de Tony: La degradación de un lema