in ,

Cánceres se inician en la boca

Arriba

Advierten que los dentistas deben estar muy alertas

Enfocados en el combate de las caries, ortodoncia, endodoncia y enfermedades periodontales, los odontólogos no siempre toman en cuenta que muchos de los cánceres de cabeza y cuello tiene su origen en la cavidad bucal y que sus pacientes deben ser remitidos al ámbito de competencia de un patólogo para descartar o confirmar este padecimiento en sus etapas más tempranas, señaló el doctor Juan José Muñoz Ibarra, al iniciar ayer en el Foro Cultural “Alejandro Gómory Aguilar”, de la Universidad Anáhuac Mayab, el Primer Simposio de Cáncer Oral.

Se trata de un evento que durante todo un día reúne a destacado especialistas en la materia, quienes a través de conferencias y mesas panel, ofrecen a los asistentes un panorama general de la situación que prevalece hoy día en el mundo y en el país en torno al cáncer oral, cuyo tratamiento es posible en sus etapas iniciales y cuya recuperación depende, en buena medida, de la forma en que asuma el paciente su padecimiento y el tratamiento prescrito.

La bienvenida estuvo a cargo del doctor Juan José Muñoz, presidente del Simposio, quien habló del “Panorama global y factores de riesgo del cáncer oral”.

En su intervención el doctor José Muñoz citó entre los factores de riesgo el tabaquismo, el alcoholismo, la obesidad, las infecciones virales y la contaminación del aire.

Aunque existe una predisposición genética, prácticamente cualquier persona está expuesta a padecer cáncer de cabeza o cuello, pues aunque este se asocia también al consumo de alcohol, tabaco o falta de higiene, también se han documentado casos derivados de exposición prolongada a pesticidas y posteriores a traumatismos.

Algunos especialistas también sugieren que el abuso de los edulcorantes y conservadores puede influir en el desarrollo de este padecimiento.

El doctor José Muñoz indicó que en Yucatán las autoridades de salud enfocan sus acciones de atención a la prevención de caries y problemas periodontales, y no hay patólogos trabajando en la detección oportuna del padecimiento.

“Generalmente cuando el odontólogo atiende a un paciente pocas veces lo remite a un patólogo, para descartar manifestaciones cancerígenas en nódulos o lesiones”, advirtió.

Algunos síntomas a tomar en cuenta como sospecha son úlceras que no cicatrizan, dolor de oído, súbita pérdida de peso, dientes flojos, nódulos en el cuello, mal aliento, manchas blancas, etc.

El carcinoma oral escamosis suele ser el mal recurrente en el 90% de los casos y de estos la mitad se presentan en la lengua.

El especialista recomendó la auto exploración periódica de la cavidad bucal, buscar lesiones o abultamientos en paladar, encía, mejillas, lengua, labios o presencia de nódulos en el cuello; visitas periódicas con el odontólogo son recomendables.

Hoy día se habla de casos en personas entre los 19 y 25 años de edad; sin embargo, más adelante, otra especialista comentó que es a partir de los 40 años cuando comienzan a ser más frecuentes y el promedio es a los 60 años de edad.

Papel del odontólogo

La doctora Laura Díaz Guzmán, profesora de la Asociación Dental Mexicana, dictó una conferencia en la cual habló del papel del odontólogo antes y posterior a los tratamientos de pacientes tratados con radioterapia.

Explicó que los pacientes diagnosticados con cáncer oral deben someterse a una serie de cuidados previos para minimizar los efectos secundarios de la radiación, hacer una cuidadosa revisión de las piezas dentales, eliminar aquellas cuyas caries podrían comprometer la salud del paciente, cambiar las restauraciones defectuosas, eliminar las deformidades de las piezas y evitar partes filosas de las mismas. Después de las radiaciones lo ideal es que, por lo menos durante cinco años no se tenga que intervenir la cavidad bucal, para ello la higiene y los cuidados alimenticios y la eliminación de malos hábitos son necesarios para mejor pronóstico y calidad de vida.— Emanuel Rincón Becerra

Casos

A nivel mundial cada año se diagnostican 500 mil casos nuevos de cáncer de cabeza o cuello, de estos tres de cada cuatro se presentan en países en vías de desarrollo y se sabe que un 40% de los casos tuvieron su origen en una lesión de la cavidad bucal.

En México

Entre las últimas cifras que se manejaron en nuestro país sobre este problema en 2001, la SSA reportaba 774 casos diagnosticados de cáncer oral y en el 2003 se reportaban 15,579 decesos por esta enfermedad.

Síguenos en Google Noticias

Mundo al día

Cartón de Tony: Si de cambios hablamos