in

Carrera Megamedia: Por una mayor calidad de vida

Construyendo Sonrisas es la causa amarilla

Hace 60 años, cuando no había mucha información sobre la discapacidad motriz e intelectual, un grupo de hombre y mujeres se dio a la tarea de apoyar a las familias de una escuela para niños con discapacidad que en aquel entonces existía en Mérida.

Ese apoyo, que básicamente era económico para las familias, fue la primera semilla de lo que hoy es el Patronato Peninsular Pro Niños con Deficiencia Mental, mejor conocido como Construyendo Sonrisas.

La asociación, que actualmente atiende a 130 personas (además de niños hay jóvenes y adultos) más sus familias, alcanzando la cifra de 500 personas, representa a la causa amarilla en la quinta Carrera Megamedia Dunosusa presentada por Galletas Lara y que, como hemos informado, se realizará el 10 de noviembre.

Surge la comunidad

Valentina Herrero Buchanan, coordinadora de procuración de fondos y comunicación de la asociación, recuerda que ésta primero se llamó Patronato Peninsular Pro Niños Down y luego cambió al darse cuenta que la discapacidad en realidad abarcaba más condiciones.

Los objetivos de la obra, que actualmente preside Bárbara Guasch Mdahuar, también han ido cambiando, pues de brindar únicamente apoyo económico, se empezó a visitar hospitales y al notar que los chicos no tenían dónde ir, los pioneros abrieron las puertas de sus casas para brindar atención, y poco a poco se fueron profesionalizando más.

“De ese grupo de personas surgió una comunidad instruida y capacitada hasta llegar a este lugar que con donativos hemos ido creciendo. En este local levamos como 25 años pues antes estuvimos en la avenida Cupules en un garaje”.

“Las terapias fueron el principio y la base, luego se abrió en este local el área escolar, unos años después el comedor, muchos años después los talleres, y así ha ido evolucionando. Ahora la sociedad exige y demanda la inclusión educativa y por eso en todos nuestros programas estamos enfocados para que la gente adquiera las herramientas para que luego pueda desarrollarse”.

Dispuestos a recibir ayuda

En el lugar, ubicado en el fraccionamiento Paseos de Vergel, se atiende a personas con discapacidad profunda, incluyendo a las que se conoce como custodia completa, es decir, personas que siempre va a recibir ayuda. Y la mayoría son de nivel socioeconómico vulnerable.

Valentina subraya que hoy Construyendo Sonrisas es una asociación que busca elevar la calidad de vida de personas con discapacidad intelectual o motriz a través de terapias médicas, físicas y un plan educativo personalizado para cada alumno.

El lugar se maneja de acuerdo a dos ramas: escolar y médica. En la escolar los chicos no están divididos de manera tradicional sino agrupados según sus habilidades.

Además, se brindan dos talleres laborales (uno de huertos y hortalizas y otro de repostería y bisutería) para capacitar a los alumnos que han ido avanzando en su rehabilitación.

“Últimamente hemos colocado a cinco personas en puestos laborales, y por eso hacemos un llamado a empresas que abran la oportunidad a personas con discapacidad”.

Asimismo, se cuenta con los programas de Casa en el que la gente asiste dos veces por semanas (va dos días, pero las terapias se siguen en casa), y Regular en el que asisten de lunes a viernes. En el regular están registrados 80 niños.

Construyendo Sonrisas también cuenta con el taller de pintura “Como la luz de su alma” que imparte el artista Roy Sobrino. El taller, dice Valentina, ayuda a los chicos a expresar lo que no pueden decir con palabras.

El taller ha sido exitoso que seis chicos han sido seleccionados para participar en la exposición “Deep Down Arts” que se inaugurará el 9 de noviembre en el museo Fernando García Ponce Macay y en el que también participarán chicos de otras ciudades de México y el mundo.

Actualmente, la asociación está realizando su colecta anual (finaliza en diciembre próximo). Además de la colecta, también reciben apoyo económico para lo cual invitan a visitar sus redes sociales y la página www.construyendosonrisas.org donde se explica cómo realizar una aportación bancaria.

Los interesados también pueden comunicarse al número 9991-46-11-52 y al correo procuracion@construyendosonrisas.org

La asociación atiende a personas desde 45 días de nacido en adelante, la mayoría proveniente de Mérida y Kanasín, aunque también hay de Tecoh, Maxcanú, Xocchel, Umán, Teabo y Mama.— Iván Canul Ek

Riesgo de ser un “elefante blanco”

Ya es oficial: recuperan predio ejidal en Valladolid