in ,

Católicos firman una petición para retirar un filme

Cuestión de respeto

A pocos días de Navidad, la polémica envuelve nuevamente a la plataforma Netflix, que el pasado 3 de diciembre lanzó como un “especial navideño” el filme brasileño “A Primeira Tentação de Cristo (La primera tentación de Cristo)”.

No obstante, la película —marcada con el género de comedia sátira— causó indignación entre los grupos cristianos, ya que presenta a Jesús como homosexual (promiscuo), a la Virgen María como prostituta y a los apóstoles como un grupo de alcohólicos.

Ante lo anterior, se lanzó una campaña de recolección de firmas tanto en Change.org como en CitizenGO, con el fin de que Netflix retire el contenido blasfemo.

De acuerdo con el sitio aciprensa; en Change.org la campaña (lanzada hace una semana) ya cuenta con más de un millón de firmas, mientras que en CitizenGO (subida el 11 de diciembre) suma más de 5,000 firmas.

Un ataque directo

La petición en CietizenGO reza que este tipo de “producciones siempre han sido blasfemas y utilizan la ‘libertad de expresión’ como una táctica para atacar, criticar y desensibilizar al público sobre la blasfemia y la burla de la fe (por supuesto, nunca tuvieron el coraje de hacer algo similar contra el islam y los musulmanes)”.

La plataforma también dijo que esta producción es “absolutamente inaceptable”, ya que “nadie tiene derecho a ofender y atacar la fe de miles de millones de personas en todo el mundo”.

“Este tipo de producción ‘artística’ tiene solo una consecuencia obvia: desensibilizar a las personas y allanar el camino para una persecución más contundente contra los cristianos”, añadió.

Por su parte, el obispo de Palmares (Brasil), monseñor Henrique Soares da Costa, se pronunció, a través de un comunicado, sobre esta polémica, lamentando que la película optara por ser “burlona y extremadamente irrespetuosa” contra la fe cristiana. Además, instó a los fieles a cancelar su suscripción a Netflix “como un regalo para Nuestro Señor”.

Da el ejemplo

El Prelado lamentó que “en medio de la preparación para la Navidad del Señor, Netflix abofeteó la cara de todos los cristianos; escupió en nuestras caras, burlándose de nuestra fe”.

Confesó que él tenía una suscripción a la plataforma de “streaming”, sin embargo, ante tal insulto a su fe decidió cancelar su cuenta.

“¡Tenía que deshacerlo! ¡Era lo menos que podía hacer! ¡Lo retiré y me sentí feliz, contento, como alguien que rinde homenaje a alguien muy querido!”.

El obispo cree que, “indudablemente instigado por la fuerza demoníaca que ha inspirado tantos corazones y mentes en estos tiempos de neopaganismo”, Netflix ofreció como “especial de Navidad” este año “una película blasfema, vulgar e irrespetuosa contra nuestro Dios y Señor Jesucristo y sarcástica con la fe de todos los cristianos”.

También resaltó que “con la excusa de la libertad de expresión, se permite toda la basura, se alaba todo el sarcasmo a la fe de los demás, cualquier cosa que rompa y erosione los cimientos de nuestra cultura y sociedad tiene fama de progreso”.

Llamado para todos

El escrito continuó con un llamado a los fieles cristianos a no permitir las faltas de respeto hacia su religión, pero también pidió a los no creyentes a sumarse a esta causa, siendo por una cuestión de respeto.

En otro punto de su texto, monseñor Soares invitó a reflexionar incluso a quienes “no creen que Jesús es el Hijo de Dios.

“¿A dónde va una sociedad que no respeta la religión y la sensibilidad de las personas? ¿Cómo construiremos un espacio de tolerancia y respeto de esta manera? ¿Es bueno burlarse de los valores religiosos queridos por la gran mayoría de una sociedad, divertirse burlándose de realidades que son sagradas para muchos? ¿Netflix tenía el derecho moral de hacerlo?”, sostuvo.

“ Si crees que esto es un grave error, te pido que, incluso si no eres creyente, ¡también puedes cancelar tu suscripción, en nombre de la salud de nuestra sociedad y la buena convivencia entre los brasileños! Cancele y diga la razón: ‘falta de respeto por la religión de los demás’”, señaló.

Según el obispo de Palmares “nunca debemos permitir que se falten al respeto los valores y los legítimos sentimientos religiosos o morales de las personas, independientemente de la religión a la que pertenezcan”.

“Vivimos en un mundo de intolerancia. Solo el respeto genera comprensión y tolerancia”, aseguró.

Hasta el cierre de esta publicación, la plataforma de Netflix no se había pronunciado sobre este tema.

Más información

Puedes encontrar en la liga:

http://chng.it/G2mqxGgpBr

La petición en Chang.org para que se retire de la plataforma de Netflix este polémico filme.

Síguenos en Google Noticias

Celebran La 12a. edición de La Noche Blanca

Homilía III Domingo de adviento