in

“Chiquiratona”, un sueño que Patricia Garfias materializó para su hija

10 Septiembre del 2019 IMAGEN Entrevista con Patricia Garfias para hablar del libro "A Chiquiratona no le gusta bañarse", que escribió junto con su hija pequeña. foto.Adriana Carrillo Aleman

Cuando era más pequeña, a Alondra Sánchez no le gustaba bañarse; pues prefería seguir jugando o porque el agua en la mañana está muy fría o en la tarde muy caliente.

Su madre, la escritora y editora Patricia Garfias, para convencerla le decía: “Chiqui no seas como los ratoncitos que son sucios porque no se bañan” o “si no te bañas, los niños no van a querer jugar contigo”.

Te puede interesar: Hasbro presenta Ms. Monopoly, primer juego que reconoce a las mujeres

Ese fue el principio de lo que dos años después se convertiría en el libro: “A Chiquiratona no le gusta bañarse”; que tuvo su primera presentación en la Filey y será presentado de nuevo en la Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil (Filij); que se llevará al cabo en noviembre próximo.

En entrevista con Diario de Yucatán, Patricia Garfias reconoce que la historia de Chiquiratona nació como un cuento que nació de la imaginación de su hija Alondra, y que ella llevó al escrito a través de preguntas que le hacía a la pequeña:

  • ¿Cómo es Chiquitarona?
  • ¿Cómo viste?
  • ¿Qué hace y por qué lo hace?

Alondra también ideó la forma del personaje, y para ello se comunicaba constantemente con Andi Cruz, ilustradora del libro. Señala que Alondra, al ver el trabajo final quedó muy emocionada.

“No paraba de reír de lo contenta y recuerdo que me preguntó: ¿Mamá, entonces los sueños sí se pueden hacer realidad? ¿Qué le respondes a tu hija cuando te hace esa pregunta?”

Una experiencia que los padres deben vivir

Patricia cuenta que hacer el libro con su hija le dejó muchas enseñanzas; empezando con el hecho de comunicarse, por ejemplo, de que el agua salía muy fría o caliente.

“Aprendí a comunicarme con ella y que puede ser a través de cuentos e historias”.

Te puede interesar: La formación espiritual es inclusiva

Patricia considera que inventar cuentos sería un buen recurso para que los papás conozcan qué quieren o piensan sus hijos. Y para hacer un cuento con los niños basta emplear el método pregunta-respuesta.

“Preguntar nos permite, incluso, hallar respuestas y soluciones”.

¿Dónde adquirir “Chiquiratona…”?

El libro se consigue entre $100 y $120 y se puede adquirir en Librería Proceso, Sukra Bar Café o a través de la página de Facebook: A Chiquiratona no le gusta bañarse.

Parlamento Británico

Tribunal de Apelación de Escocia declara “ilegal” la suspensión del Parlamento