in

Cierran un capítulo crucial de sus vidas

Jessica del Carmen Santoyo Buenfil da un discurso en representación de sus compañeros egresados de la Universidad Marista gracias a las becas de la Fundación Alborada

Egresan becados de la Fundación Alborada, A.C.

“A pesar de que hoy día la educación es un derecho a la que toda persona debe tener acceso y una herramienta fundamental para la transformación de nuestra sociedad, la realidad es que en nuestro país no todos disfrutan de ello”, expresó Jessica del Carmen Santoyo Buenfil, egresada de la licenciatura en Derecho por la Universidad Marista.

Jessica forma parte de la octava generación de egresados del programa de becas que promueve la Fundación Alborada, A.C. para que jóvenes de escasos recursos del sur de la ciudad tengan la oportunidad de cursar estudios universitarios.

“De acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo de México, de cien alumnos que inician la educación primaria, solo 21 terminan la universidad, y de los 79 que no terminan, el 49% la deja inconclusa por falta de recursos económicos”, indicó la joven durante el mensaje que brindó en representación de los 15 jóvenes becados por la fundación.

Autoridades

El acto, que tuvo lugar en el Centro Salesiano Alborada de la colonia San José Tecoh, estuvo presidido por Miguel Ángel Baquedano Pérez, rector de la universidad, y Luis Alfonso Gasque Casares, presidente de la Fundación Alborada, A.C.

También estuvo el padre Enrique Vázquez Martínez, director de la Comunidad Salesiana de Mérida, quien una hora antes ofició una misa de acción de gracias por los graduados y a quienes les dijo que ha llegado de cosechar lo que han sembrado. “Hoy cierran una puerta, pero se les abrirán más”.

Al finalizar la eucaristía, las autoridades, los graduados y sus familiares se trasladaron en otra área del centro salesiano donde se realizó un convivio y se hizo la entrega de los reconocimientos. Allí, el rector de la Universidad Marista les dijo a los jóvenes que están a punto de cerrar un capítulo más del libro que se llama “Como tú”.

Por los graduados, tomó la palabra Jessica Santoyo, quien agradeció a la fundación por darles la oportunidad de estudiar en la Universidad Marista. “No fue una oportunidad cualquiera, pues tuvimos la dicha de continuar nuestra historia académica con apoyo de una fundación que nos ha enseñado lo importante que es ser humildes, serviciales y agradecidos.

“Tuvimos la dicha de recibir una educación rica en valores, en orientación espiritual y llena de múltiples experiencias que nos permitió conocer diversas realidades sociales, que nos invitan a hacer un cambio y que nos enseñan que nunca es tarde y que no hay imposibles cuando uno se lo propone. Nuestra historia universitaria no hubiera sido la misma si no hubiéramos tenido la oportunidad de formar parte de Fundación Alborada y de la Universidad Marista”, agregó.

Los egresados

Además de Jessica del Carmen Santoyo, también concluyeron la universidad Patricia Gloamir Herrera Echeverría (Adminsitración), Fernando Valdez Martín (Contaduría), José Luis Chulim Chá (Derecho), Andrea Sansores Mata (Derecho), Emilú Guadalupe May Gómez (Fisioterapia y rehabilitación), Édgar Villarreal Jiménez (Fisioterapia y rehabilitación) y Manuel Antonio Ruiz Toloza (Fisioterapia y rehabilitación).

También Niurka Milagros Pech Enríquez (Fisioterapia y rehabilitación), Karime Anahí Gamboa Juárez (Fisioterapia y rehabilitación), Sugeidy Selene Euán Cel (Nutrición), Sergio Humberto Gómez Castañeda (Nutrición), Jessica María Canul Zapata (Psicología) y Emily Isabel Flores Moo (Psicología).— Jorge Iván Canul Ek

Leones sigue en la cima de la Sur tras su victoria

Cartón de Tony: Cuando la fortuna sonríe