in

Cómo gozar las vacaciones de Semana Santa en tiempos de pandemia

Una piscina portátil es suficiente para disfrutar de un buen día durante las vacaciones de Semana Santa en tiempos de pandemia por el Covid.- Foto de tecnoreviewsonline

La Semana Santa es, para muchas personas uno de los períodos vacacionales más esperados.

Ese tiempo que aleja de los rigores del invierno, da la bienvenida a la primavera y da oxígeno y recarga energía para llegar hasta las vacaciones “de verdad”, las de verano.

En casa por el Covid

Pero este año, al igual que el anterior la pandemia del coronavirus continúa, y la sugerencia de los expertos en salud, como el doctor Anthony Fauci, el famoso epidemiólogo estadounidense, es permanecer en casa si es posible.

Circunstancias diferentes

En muchos hogares se están viviendo circunstancias difíciles, situaciones límite, la pérdida de algún ser querido, indica Mayte Rius en La Vanguardia.

Pero otras muchas personas se encuentran en buen estado, sin graves problemas de salud ni económicos, de modo que los psicólogos enfatizan que la pandemia no debe ser motivo de desánimo ni impedimento para disfrutar de las vacaciones de Semana Santa.

Unas vacaciones que, por otra parte, seguramente resulten “irrepetibles”.

Otras actividades

Ahora que muchas personas trabajan en casa, lo que se trata es de cambiar la rutina de estas últimas semanas, aprovechar la mayor disponibilidad de tiempo libre y realizar actividades novedosas o placenteras.

Con predisposición, buena voluntad y un poco de imaginación, se puede lograr disfrutar de estos días de descanso y aproximarse bastante al paréntesis vacacional de otros años.

El equipo de psicólogos de Omnidoctor –una empresa que ofrece teleasistencia médica o psicólogica– ofrece una serie de consejos de cara a hacer estos días lo más parecidos a la Semana Santa a la que se está acostumbrado, y más aún que las playas del malecón de Progreso permanecerán cerradas en la etapa vacacional.

También lee: Malecones de Progreso estarán cerrados durante Semana Santa

1. Modificar la rutina

Es importante cambia la agenda que se lleva ahora. Es fundamental, dicen los especialistas, llevar al cabo actividades diferentes que permitan sentir, a nivel emocional, que estos días de la semana no son exactamente iguales que los anteriores.

Hacer que se asemejen lo máximo posible a un período vacacional. A ello también puede contribuir el cambiar un poco los horarios.

2. Madrugar un poco menos

Una forma de cambiar la rutina es olvidarse del despertador (o al menos retrasarlo) y levantarse algo más tarde.

Se recomienda aprovechar estos días para descansar más y aumentar los tiempos invertidos en ocio para poder sentir, a nivel interno, mayor sensación de vacaciones aunque no podamos salir de nuestras casas.

Quizá también acostarse algo más tarde, o disfrutar del placer de una pequeña siesta...

3. Hacer vida social

Aunque no se pueda pasar estos días con familiares y amigos como antes, hay que seguir manteniendo los contactos sociales.

Las videollamadas reducen la sensación de soledad y aprovechado las múltiples opciones que ofrece la tecnología es posible mantener cerca a los familiares y amigos, realizar juegos o actividades que se solían hacer en estas fechas, y disfrutar de ellos y de su compañía en la distancia.

Para los devotos de la Semana Santa, se pueden compartir vídeos, visionar juntos películas o incluso organizarse para cantar.

4. Actividades en familia

Es el momento de encontrar tiempo para hacer cosas en común, sobre todo aquellas en las que hay niños pequeños.

No se trata solo de que estén entretenidos, dicen los expertos, sino de disfrutar juntos y de generar sentimiento de equipo.

Visitas virtuales

Se pueden realizar juegos de mesa, organizar juegos de pistas por la casa, hacer una fiesta o incluso preparar comidas o cenas temáticas, como si estuviéramos de vacaciones en un hotel.

También se pueden hacer visitas virtuales a algún museo o exposición.

5. Repartir tareas

Las vacaciones son para todos. Todos tienen que tener tiempo de descansar y de disfrutar.

Se trata de repartir las tareas de la casa según las capacidades y edades y estructurar turnos, también para el cuidado de los niños pequeños, para que todo el mundo tenga momentos de “vacaciones”, liberado de obligaciones.

6. Reservar tiempo de pareja

Durante las vacaciones de Semana Santa hay que priorizar el encontrar momentos al día para conectar entre la familia.

A pesar de lo insólito de la situación, del estrés, de la angustia y del cansancio, la pareja hay que cuidarla.

Sacar ratitos para disfrutar ambos y hacer algunas actividades juntos ayudará a tener un estado de ánimo más elevado y más energía.

7. Darse algún capricho

Las vacaciones también son tiempo de autocuidado y de darse caprichos.

Un baño relajante, cocinar algún plato favorito, escuchar la música o canción preferida, ver series en TV…

“Cuando pasamos por momentos de estrés prolongados, nuestro cuerpo se tensa y se fatiga. Por eso, resulta muy importante cuidarnos de forma más especial estos días”, explican los psicólogos.

8. Compartir emociones

Los psicólogos explican que, para los niños, es todavía más complicada esta situación y es necesario hablar con ellos para que comprendan y acepten estas vacaciones diferentes.

Es importante no caer en mensajes ambivalentes. Por eso es mucho más útil hablarles de que todos sentimos tristeza, enfado y miedo, consideran los psicólogos de Omnidoctor.

9. Hacer actividades acordes a la festividad

Estas no son unas vacaciones cualquiera, si no las de Semana Santa, de modo que vale la pena realizar estos días algunas actividades relacionadas con esta festividad.

El acercamiento, por medio de las redes sociales, se puede hacer desde la tradición, el arte, la historia... o la fe si se es creyente.

El Vaticano retransmite a diario la misa del Papa por YouTube. Y en Semana Santa se transmitirán las  procesiones a través de Facebook.

10. Baños de piscina o con manguera

La Semana Santa es la antesala el verano, y toda la familia se merece disfrutar del buen tiempo en la piscina, si hay alguna en casa, aunque sea portátil.

Pero si no tiene, no hay que preocuparse, un buen baño a "manguerazos" , con antaño es una una opción para refrescarse y disfrutar de las vacaciones de Semana Santa.

momias de santa elena yucatan

¿Sabías que hay momias en Yucatán? Conoce el museo de Santa Elena