in

Con imagen renovada

Andréi Aseryants representó a Piscis con dos peces que conversan en una mesa con vasos de cerveza

Crea esculturas poco comunes de signos zodiacales

MOSCÚ (EFE).— “Me dieron plena libertad para hacer algo interesante y es lo que me salió”, dice el escultor Andréi Aseryants en el parque moscovita decorado por él mismo con las figuras de los 12 signos del Zodíaco hechos con chatarra.

“No quería hacer algo que ya existía y me inventé otro aspecto para los signos”, cuenta Aseryants a Efe en el espacio al aire libre, situado en un barrio septentrional de la capital rusa, en el que se han instalado su peculiares esculturas de los signos del horóscopo colocadas en forma de círculo y con un telescopio en el medio.

Las figuras fueron esculpidas por Aseryants con el empleo de chatarra recolectada por el propio artista en un vertedero de la capital.

El creador señala que optó por ese material, entre otras razones, a causa de su carácter accesible, pues las esculturas de bronce serían mucho más caras y requerirían del esfuerzo de más de un especialista.

“Llegas a hacerlas de hormigón, algún tonto les da un golpe, y la construcción se daña seriamente”, explica.

Aseryants agrega que en la construcción de las esculturas para el parque de los signos zodiacales también recicló el metal de unos tanques de gas antiguos, que tiene muy buenas características como material moldeable, explica.

Con todo, confiesa que no se esperaba en absoluto que sus obras de chatarra tuvieran tanto éxito.

Sus obras

Desde el telescopio, que sirve de punto de encuentro para los vecinos de la zona y una atracción para los niños del barrio, se abren doce caminos, cada uno de los cuales lleva a un signo zodiacal.

“Cuando todo el trabajo estaba terminado, las esculturas colocadas, el centro quedó muy vacío”, recuerda Aseryants.

Inicialmente, las autoridades querían instalar allí una fuente, pero luego desistieron de esa idea y pidieron al autor de los signos zodiacales rellenar ese espacio con algo diferente, en línea con el resto de las creaciones. Así nació el telescopio, que busca recrear la experiencia de la observación de las constelaciones en el cielo nocturno.

El escultor cuenta que inicialmente el telescopio se podía mover, para "mirar hacia distintos lados", pero después de un pequeño accidente protagonizado por dos niños, se tomó la decisión de "inmovilizarlo".

Casi todas las esculturas de Aseryants son poco comunes, pues el signo de los Piscis está representado por dos peces que conversan en una mesa con dos vasos de cerveza, mientras el Capricornio es un motero que posa orgulloso junto a su vehículo de dos ruedas.

El Sagitario del escultor ruso es un muchacho gamberro con una resortera y la Libra, un astrólogo con una báscula.

“Primero se me ocurrió el Sagitario y luego, los demás”, recuerda Aseryants, quien agrega que tardó unos seis meses para confeccionar todas las figuras.

El único signo realista en el parque es el Tauro. Según explica su autor, “un toro es un toro, tampoco se puede hacer mucho más” con su imagen.

Por caprichos del destino, algunos de los signos zodiacales del parque moscovita son más populares que otros.

Aseryants dice que el que más le gusta a él es el Capricornio. "Al principio no me salía, le di muchas vueltas. Luego una vez estaba conduciendo el coche cuando vi pasar a mi lado a un motero, que hacía el cabra (un truco de equilibrio) y salí de dudas", recuerda.

Mientras, uno de los visitantes del parque comenta a Efe que en Moscú se pueden hacer dos cosas para conocer lo que te depara el futuro: leer el horóscopo o preguntarlo "in situ" a tu propio signo.

Y bueno, si eres Piscis hasta te puedes sumar a su entrañable guateque, siempre y cuando llegues a la fiesta con tu propia cerveza, agrega entre risas.

 

Joven pierde el control de su vehículo en la vía Dzilam González- Buctzotz

Franck Fernandez

"Doble fake new o La Guerra de los Mundos"