in

Convierte el hogar en una iglesia doméstica

Las capillas de adoración perpetua al Santísimo Sacramento realizan cambios para evitar más contagios

Las capillas de adoración hacen modificaciones

Ante la contingencia por el Covid-19, algunas capillas de adoración perpetua al Santísimo Sacramento han aplicado medidas para evitar contagios, como limitando el número de personas en el interior de estos espacios de oración y traslado del Santísimo al templo parroquial.

Las capillas de adoración perpetua de las parroquias de Nuestra Señora de Fátima, de la colonia García Ginerés, y El Buen Pastor, de San Pedro Cholul, mantienen sus puertas abiertas con restricción para seis y 10 personas respectivamente.

También mantiene abiertas sus puertas la capilla de la rectoría del Espíritu Santo, de Jardines de Mérida.

En las parroquias de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, de Itzimná y la de María Inmaculada, del fraccionamiento Campestre, el Santísimo se expone en la sede parroquial y ya no en capillas de adoración en diferentes horarios matutinos y vespertinos.

El presbítero Alejandro Álvarez Gallegos, párroco de Nuestra Señora de Fátima, indicó que la capilla de adoración permanece abierta pero analizan qué medidas tomarán en próximos días ante la baja de asistentes y una de éstas podría ser reducción de horario.

El sacerdote detalló que han pedido que haya un máximo de seis personas en la capilla de adoración. Además han reforzado las labores de desinfección de bancas y pisos y uso de gel antibacterial.

La capilla está abierta para que las personas tengan un espacio para hacer oración, ya que “la gente tiene miedo, muchos de ellos son adultos mayores y se les entiende”.

“Si vemos que la gente ya no viene, el Santísimo no puede estar expuesto; si llega ese momento analizaremos qué hacer”, comentó.

A sui vez, el padre Cristian Uicab Tzab indicó que ante la contingencia sanitaria, el Santísimo que se exponía en la capilla de adoración estará expuesto en la sede de la parroquia y no en la capilla de adoración, como medida de prevención de propagación del virus.

La adoración al Santísimo se realizará de lunes a viernes de 9 a 12 horas en el templo parroquial.

Pero dijo, “es mejor seguir con las indicaciones de no salir de casa”.

Ante la contingencia están ofreciendo horas santas y adoraciones eucarísticas transmitidas en la página de Facebook Parroquia María Inmaculada.

“Es un tiempo para resaltar de nuevo que nuestra familia, nuestras casas sean iglesias domésticas: que los papás sean de nuevo los primeros catequistas para orar en familia; que los jóvenes ayuden y enseñen a sus familiares mayores a utilizar las nuevas tecnologías digitales para encontrar espacios de oración y evangelización”, indicó el sacerdote en entrevista.— Claudia Ivonne Sierra Medina

Síguenos en Google Noticias

A un mes del brote de coronavirus en Italia: 4,825 muertes