in

Cosas de mascotas: Los niños, los más mordidos

La falta de socialización en sus primeras semanas de vida es un factor de que el perro tienda a morder

Hay más reportes de agresiones de pitbulls y mestizos

Sin importar la raza, todos los perros tienen el potencial de morder a las personas, aunque pitbulls y mestizos lideran los reportes. Y los niños corren el mayor riesgo de ser agredidos, en especial en el rostro.

Éstos son algunos hallazgos de un estudio del Colegio de Medicina y el Centro Médico Wexner de la Universidad Estatal de Ohio, publicado en el “International Journal of Pediatric Otorhinolaryngology”.

La investigación, con el doctor Garth Essig a la cabeza, encontró que los caninos más proclives a morder y causan el mayor daño son, además de pitbulls y mestizos, aquéllos que tienen cabezas anchas y bajas y pesan entre 30 y 45 kilos.

Te interesa: Cosas de Mascotas

Tan solo en Estados Unidos 4.7 millones de personas son mordidas al año y el 20% requiere atención médica para sus lesiones. Niños de 5 a 9 años son los pacientes que más necesitan tratamiento después de la mordida.

Contactado por el Diario, el doctor Essig indica que las lesiones por mordidas van desde heridas superficiales hasta daños que hacen necesario practicar una cirugía reconstructiva e, incluso, hasta la muerte.

“Debemos encontrar formas de reducir la incidencia de las mordidas y recordar que estas lesiones son altamente prevenibles”, dice.

“Las mordidas de perro son un problema de salud pública importante pero también modificable”.

A su vez, Meghan Herron, profesora asociada de servicios clínicos en el Colegio de Medicina Veterinaria de la Universidad Estatal de Ohio, señala al Diario que, con base en su experiencia, “cualquier raza tiene el potencial de infligir heridas mortales”.

“Claramente, mientras más grande sea el perro y más fuerte la quijada, más probable será que su mordida sea fatal. Por ejemplo, es bastante improbable que un chihuahua cause una herida mortal, excepto tal vez a un infante. También es más difícil escapar al ataque de un perro grande en comparación con uno pequeño, debido a su fuerza”.

La profesora Herron recuerda que la falta de socialización de los caninos entre las tres y 12 semanas de nacidos, sin importar su raza, es uno de los principales factores por los que muerden a la gente. “Aunque la genética también juega un papel, aún estamos trabajando para descubrir qué tanto lo hace. Se necesita todavía mucho estudio”.

¿Cómo responder ante el ataque de un perro? Meghan Herron dice que “el consejo que doy a mis clientes es conseguir inmediatamente una barrera sólida entre el perro y la persona, mantener presionada la herida y acudir a la clínica más cercana”.— Valentina Boeta Madera

Investigación

Los expertos analizaron reportes de traumas faciales relacionados con perros en un período de 15 años en Ohio y Virginia, y revisaron ensayos sobre el tema en los que se precisaba la raza de los caninos.

Incidencia

La profesora Meghan Herron advierte que la popularidad de los pitbulls y mestizos sería una razón de la mayor incidencia de mordidas en estas razas.

Déjenlo descansar

La experta recuerda que la mayoría de las mordidas a niños ocurren cuando el perro está descansando y el menor se acerca. Se sugiere dar al canino un espacio de descanso lejos de donde los pequeños juegan.

Que se lo quede

Los niños no deben interactuar con los perros cuando éstos comen ni intentar recuperar un juguete o alimento si un canino se los quita.

La sociedad, clave en la lucha contra el calentamiento