in , ,

Cosas de Mascotas: “El gato que no usa su arenero estaría manifestando una inconformidad”

Cosas de Mascotas: "El gato que no usa su arenero estaría manifestando una inconformidad"
Cosas de Mascotas: "El gato que no usa su arenero estaría manifestando una inconformidad"

Si tienes de mascota a un gato tal vez conozcas el desconcierto de encontrar su orín o heces en tu ropa, zapatos o muebles.

Al defecar u orinar fuera de su habitual arenero el minino estaría tratando de llamar tu atención hacia algo que le causa molestia o incomodidad.

Es la forma “con la que dice: ‘No estoy de acuerdo con lo que estás haciendo, te lo voy a hacer evidente, estoy eligiendo las cosas que normalmente utilizas para que te des cuenta’”, explica Daniel Iván Pérez May, médico veterinario especializado en gatos.

Una razón de molestia entre los felinos es la tensión. “El gatito es un animal neofóbico, todo lo nuevo puede generarle estrés”, dice el profesional, que añade que esta situación puede reflejarse en alteraciones orgánicas, entre ellas la obstrucción de las vías urinarias, y conductuales, como negarse a usar el arenero.

Orinar ropa y muebles también sería una reafirmación de territorio. “El gato, hembra o macho, es altamente territorial, no le gusta que haya otros gatos, otros individuos, perritos”, apunta.

El especialista de la Clínica Veterinaria Ámica hace énfasis en la importancia de seleccionar un arenero que cubra los requerimientos del minino y limpiarlo continuamente para evitar la inconformidad de la mascota.

“La bandeja de eliminación debe ser lo suficientemente amplia para albergar completamente al gato y la cantidad de arena, abundante para que esconda las heces fecales”, señala.

“Si cambiamos de lugar el arenero, el gatito podría no estar de acuerdo porque le resulta estresante, se asusta, está en un sitio muy concurrido o hay ruido”.

“Todos necesitamos cierta privacidad cuando vamos al baño; lo mismo sucede con los gatitos. Se tiende a poner el arenero junto al cuarto de lavado; si a la lavadora la programan para que se prenda a una hora y justamente en ese momento el gatito está haciendo sus necesidades y se asusta jamás volverá a ese arenero, porque hubo una situación negativa para él”.

El animalito podría estar asimismo en desacuerdo con el sustrato elegido. “Hay diferentes tipos de arena: aglutinante, con aroma, reciclada. Los gatos preferentemente eligen arenas inoloras y poco polvosas. Las aromáticas, que para nosotros huelen bonito, no les gustan porque no tienen aroma a gato”.

Importa mucho la higiene del arenero. El médico veterinario advierte que, así como a los seres humanos “no nos gustaría llegar a un baño sucio, lo mismo sucede con los gatos”. Una o dos veces al día hay que retirar los coágulos de orina y las heces de la bandeja y compensar esas partes con arena nueva. Una o dos veces a la semana se debe reemplazar completamente el sustrato.

Los cambios e imprevistos son inevitables en la vida de las familias humanas, que pueden ayudar a sus mascotas felinas a afrontarlos de la mejor manera. “Primero que nada, hay que dejarlos ser gatos”, subraya el especialista. “Cuando queremos verlos como nuestros hijos empezamos a quitarles conductas naturales que deberían tener. Eso los confunde y causa estrés”.

“Un animalito altamente independiente puede volverse dependiente del ser humano. Un gato puede pasar solo las horas del mundo sin problemas; uno con un problema conductual va a manifestarlo con marcaje con garras, rompiendo cosas, eliminando orina en lugares que no son su arenero”.

A quienes van a cambiar de casa les sugiere que, si tienen oportunidad de visitar el nuevo domicilio antes del día de la mudanza, lo hagan con su gato y le permitan recorrer el lugar e impregnar su aroma. “Mientras más veces podamos ir con nuestro gato a pasar el rato vamos a tener mejores resultados, porque se va a acostumbrar mucho más”.

La mejor forma de garantizar que el minino esté preparado para recibir visitas en casa es enseñándolo a socializar en el período decisivo de las tres a las 10 semanas de vida. “El gatito sociable puede aceptar visitas sin ningún problema, inclusive puede convivir con ellas”.— (Por Valentina Boeta Madera).

Transición en marcha

Reportan sismo de 4.2 en la Paz, Baja California Sur