in

Cosas de Mascotas: “¡Listos para ir a la playa!”

Cosas de Mascotas: "¡Listos para ir a la playa!"
Cosas de Mascotas: "¡Listos para ir a la playa!"

El calor de estos días nos hace escapar en la primera oportunidad a la playa con todo y mascota. Pero cuidado, si tu perro aún no cumple el año de vida tal vez ésa no sea la mejor idea.

“Lo recomendable es no llevarlo a la playa hasta que tenga el calendario inicial de salud completo (las vacunas contra el moquillo, la hepatitis, el parvovirus, la parainfluenza, la leptospirosis y la rabia), porque hay perros callejeros que son potencialmente transmisores de enfermedades y la arena es un reservorio de parásitos”, indica el médico veterinario zootecnista Irwing José Rodríguez Montalvo, director de la Clínica Veterinaria del Poniente.

Los ejemplares adultos también requieren estar vacunados y desparasitados, además de seguir una buena dieta y mantener una adecuada higiene externa —libres de pulgas— para que los llevemos con confianza a la playa.

El médico veterinario afirma que no hay problema con meter al canino al mar, pero al salir hay que enjuagarlo, de preferencia añadiendo shampú especial para mascotas, porque el agua salada es dañina para su piel. “La piel del perro es más delicada que la de los humanos, porque su primera barrera de protección es el pelo; él necesita más cuidado”, explica.

“Si lo bañamos todos los días y lo dejamos con el agua de mar sin enjuagar sí puede haber secuelas en la piel y el pelo”, advierte.

La exposición por tiempo prolongado a la arena podría afectar al perro, así que si se planea pasar varios días en la playa hay que bañarlo al menos una vez a la semana, sea o no que lo metamos al mar.

El veterinario Rodríguez Montalvo alerta del riesgo de un golpe de calor. Las personas “sudamos y ése es un sistema eficiente para perder calor; el perro no suda y puede entrar en un shock calórico de consecuencias fatales”.

Así que no debemos dejarlo mucho tiempo bajo el Sol. “Hay signos que nos hacen pensar que está cayendo en un shock calórico: se queda inmóvil y jadea en exceso. La primera medida sería mojarlo por completo para que vaya bajando la temperatura en lo que se acude al veterinario”.

Si se le saca a pasear hay cuidar que sea a una hora del día en que no haga mucho calor y por el tiempo que el canino desee. “El mismo perro te dice con su conducta si puede seguir haciendo ejercicio o no. Debemos respetarlo, porque si continuamos con la actividad podemos crear una emergencia”.

El veterinario recomienda prestar atención a los restos de comida al alcance del canino, que podría tener problemas si ingiere espinas de pescado. “Nos han llegado pacientes con huesos atorados en el hocico y a veces hay que sedarlos para quitárselos”.

No se han reportado enfermedades por contacto de los perros con especies propias del entorno marino, como las jaibas. Pero sí hay que vigilar que en esos días en la playa no sufra picaduras de insectos, entre ellos abejas, pues podría ocurrir un choque anafiláctico.— ( Por Valentina Boeta Madera)

Tunkul Político: "Proceso electoral convertido en auténtico zipi-zape"

Tunkul Político: Se cumple el tiempo electoral 

El Barrio de Santiago, un mágico y colonial rincón de Mérida